La Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Nuevo León (CEDHNL), a cargo de Olga Susana Méndez Arellano, guardó silencio en cuanto a la queja de Mariana Rodríguez por violencia política de género por la sanción que puso el INE.

Se intentó buscar el posicionamiento de la presidenta, pero la respuesta fue negativa. Era muy importante que Méndez Arellano emitiera su postura, sobre todo porque la denuncia era contra este órgano electoral. Y más aún, porque Mariana no está siendo sancionada como una persona, si no por su marca con actividad empresarial.

Mientras que su esposo, el gobernador electo, Samuel García, señaló presunta violencia política de género. La verdad, se equivocó en el planteamiento porque ella nunca fue candidata a un puesto de elección popular y, para configurar este delito, se tiene que minimizar o afectar a la mujer en su actividad política.

Samuel mostró incertidumbre, comenzó a declarar en los medios y subir información en sus redes sociales. También aseguró que el TEPJF, en denuncias similares a las hoy resueltas, las declaró infundadas en 2018, otra declaración sin sentido porque en esa ocasión no estaba registrada la marca de su pareja, ya que eso lo hizo en 2019.

De cualquier forma, la controversia aún tiene para rato.

Presupuesto echa abajo Ley de Educación

Tal parece que la aprobación en el Congreso estatal de una nueva Ley de Educación será frenada por el gobierno de Jaime Rodríguez y, como se había perfilado, lo que terminaría por echarla abajo sería el tema presupuestal.

El gobierno estatal, sobre todo la Tesorería, a cargo de Carlos Garza, ya está revisando minuciosamente lo aprobado. Pero el incumplimiento de incluir un dictamen de impacto presupuestal es lo que hará que se regrese al Legislativo.

Tampoco se descarta que en el análisis salga a relucir que existen otras discrepancias con la Constitución federal, lo cual también sería motivo para que se cayera.

No sería la primera vez que el Gobierno del Estado, o incluso otras instancias, terminen por corregirle la plana a los legisladores. En esta ocasión, como enfatiza la oficina de prensa de la bancada del PT, se elaboró una iniciativa basada en cuatro iniciativas previas y tres mesas de consulta. Pero con todo y eso, no incluyeron el análisis de impacto presupuestal. Ver para creer.