¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

El pasado 23 de marzo, el líder del PRI de Nuevo León, Pedro Pablo Treviño, informó en su cuenta de Twitter que se había conformado el Consejo Político Estatal, que debido a la contingencia sanitaria del Covid-19, se realizó de manera sorpresiva a través de videoconferencia y con poca participación de la ciudadanía.

Sólo falta que se instale para después emitir los lineamientos para iniciar con el proceso de eligir al sucesor de Treviño, el cual podría ser un candidato de unidad, que es la prioridad de los priistas.

Ese candidato, nos comentan podría ser José Luis Garza Ochoa, que en los últimos días ha tomado fuerza entre los líderes en la entidad.

Ya el pasado 27 de marzo, cuatro días después de instalarse el Consejo, salió públicamente para hablar ante los medios, como para ir tomando práctica en el micrófono, pues como delegado del CEN del PRI de Tamaulipas, dijo que tendrían que suspenderse temporalmente los pagos de Infonavit, Fonacot y Fovissste.

Es más que evidente que el PRI de Nuevo León se está moviendo de manera sigilosa, sin llamar mucho la atención de la militancia como para no provocar algún conflicto interno en este partido, que por cierto sufrió un hackeo en su cuenta oficial de Twitter, lo que habla de que ya empezó el fuego amigo en el partido, y eso que aún no está en marcha formalmente el proceso electoral. Veremos cómo siguen los ánimos dentro del tricolor, pues a pesar de los intentos de unidad, hay grupos que temen la posibilidad de una división interna en el proceso de renovación del Comité Ejecutivo Estatal del PRI.

LA IGLESIA SE ADAPTA

La iglesia católica en la entidad se ha tenido que adaptar ante esta contingencia sanitaria, y ha tenido que echar mano de la tecnología para continuar divulgando la fe.

El arzobispado de Monterrey anunció que continuará realizando las celebraciones eucarísticas a puerta cerrada y con transmisión a través de las redes sociales para los parroquianos, además, el arzobispo Rogelio Cabrera seguirá dando su mensaje dominical a través de Facebook.

Pero, eso no es todo. En el municipio de San Nicolás, la Parroquia San Jorge Mártir, pidió a la comunidad de la iglesia ayudar y mandar donativos a través de depósito bancario, ya que debido a la contingencia han tenido que suspender las actividades económicas cotidianas. En el mensaje difundido por el párroco Sergio Lara se insiste en la necesidad de que la parroquia continúe pagando sueldos de los empleados y servicios. También son momentos difíciles para la fe.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

May 28, 2020
Lectura 3 min

May 26, 2020
Lectura 3 min

Comentarios