El coordinador del PAN, Carlos de la Fuente, parece haber cambiado el tono que había mantenido su partido respecto al gobierno estatal y ahora criticó el comportamiento que ha tenido el gobernador, Samuel García. 

El legislador dijo que la administración estatal no puede estar todo el tiempo culpando a terceros de lo que sucede en Nuevo León y debe dejar de victimizarse. Además, el diputado dijo que no se le ha podido hacer frente a la problemática social en la entidad.

Llama la atención que ahora los blanquiazules se suban también a confrontar, aunque, por supuesto, no van sobrados de autocrítica.

Estos comentarios del PAN al parecer serían una respuesta a las declaraciones que hizo el gobernador respecto a los alcaldes, a quienes señaló por no actuar contra la inseguridad y detectar el robo de agua en los municipios, pero, además, denunció incendios provocados por grupos que quieren desestabilizar.

Lo que no se puede pasar por alto es que más allá de quien pueda tener o no la razón, este golpeteo entre todos los actores políticos realmente no abona a la resolución de los problemas que se viven en la entidad.

Si bien no se puede estar culpando de todo a las anteriores administraciones, el margen de tiempo que ha tenido el actual gobierno no ha sido suficiente, pero el bono de confianza no va a alargarse indefinidamente.

Quizá también valdría cuestionar el papel de algunos diputados, quienes, por cierto, sí han transitado por una u otra legislatura.

Van por más agua de Cerro Prieto

El director de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, Juan Ignacio Barragán, anunció que extraerán más agua de la Presa Cerro Prieto, lo que permitirá un mes más de abastecimiento en la Zona Metropolitana de Monterrey.

Esta autorización de la Conagua de dejar el embalse en 5 millones de metros cúbicos dará pie a que continúen los recortes del suministro escalonado.

Y, como lo adelantamos en este espacio, se vienen semanas complicadas. La esperanza se centra en que este mes de mayo lleguen las lluvias a consecuencia de la temporada de huracanes.

Pero, en realidad, la naturaleza es impredecible y, sin duda, existen posibilidades de que no lleguen las lluvias por la temporada de ciclones en la entidad.

En caso de que un huracán llegue con fuerza a Nuevo León, la tubería no podría resistir el paso de mucha agua, nos dicen.

Para este fin de semana se esperan precipitaciones, veremos cuánta cantidad puede almacenarse en las dos presas que al día de hoy están casi secas.