¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

El exsecretario de Economía federal, Ildefonso Guajardo, se reunió ayer con el senador panista por Nuevo León, Víctor Fuentes Solís. Ambos han manifestado su intención de contender en la elección a la gubernatura en 2021 e incluso se ha mencionado que algunos líderes panistas han tenido acercamientos con Guajardo. Antes, el exfuncionario federal tuvo un encuentro con el alcalde regio, el priista Adrián de la Garza, quien también se perfila como aspirante para la sucesión, una reunión que también les sirve a ambos para enviar un mensaje de madurez política.

Pero además, Ildefonso sostuvo otra reunión, muy significativa, con el alcalde panista de Cerralvo, Baltazar Martínez Ríos, hijo del exdiputado federal, Baltazar Martínez Montemayor, quien cuenta con la estructura política de la zona Norte de Nuevo León. Las señales son que Guajardo está buscando conformar un bloque plural, en el sentido de crear alianzas, no necesariamente para su propio proyecto político.

Pero así como los personajes con los que se ha reunido son notorios, lo mismo llama la atención la lista de con quienes no se ha dejado ver públicamente, a pesar de que podría pensarse que hay intereses comunes.

Estamos hablando de Mauro Guerra, dirigente del PAN, y Heriberto Treviño, líder del PRI. En el primer caso, aunque ha habido acercamientos informales para evaluar una hipotética candidatura de Guajardo con el PAN, lo que resulta más preocupante es que Treviño no se haya sumado a la reunión con el alcalde regio.

El tiempo de toma de decisiones se acorta y no se ven claro los caminos que tomarán los partidos, pero lo que sí es cierto es que por lo menos Guajardo sí está muy activo y sin cerrarse puertas.

Avanza reapertura

Tras dos semanas consecutivas de estabilidad en los indicadores del semáforo de salud en Nuevo León, el gobierno encabezado por Jaime Rodríguez Calderón avaló el aumento del aforo en los giros que actualmente continúan operando.

El mandatario, durante la rueda de prensa del día de ayer, confirmó que la entidad está lista para continuar con el proceso de reactivación económica, por lo que los negocios como cines, centros comerciales, casinos, restaurantes y otros giros como iglesias y museos podrán operar a 50 por ciento de su capacidad.

Se trata sin duda de una buena noticia para los sectores económicos y, sobre todo, para la recuperación del empleo en la entidad.

Sin embargo, el gobierno también confirmó que bares, escuelas, albercas públicas, guarderías, estadios y conciertos seguirán con las restricciones sanitarias.


* Esta opinión no refleja la del periódico
Comentarios