¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Seguramente el secretario General de Gobierno de Nuevo León, Manuel González, no salió muy contento después de la reunión que tuvo con representantes del Poder Legislativo Estatal.

Y es que a pesar de la importancia de la cita, un desayuno donde el tema principal sería la presentación del proyecto de financiamiento para la propuesta del gobierno estatal para la requisa del transporte público en la entidad, muchos diputados locales simplemente decidieron no responder a la convocatoria del funcionario.

La única bancada del Congreso local que acudió completa fue la del Partido del Trabajo, encabezada por su coordinador Asael Sepúlveda.

En contraparte, quienes brillaron por su ausencia fueron los coordinadores de los grupos mayoritarios. Ni el líder de la bancada panista Carlos Alberto de la Fuente, ni el coordinador tricolor, Francisco Cienfuegos Martínez, ni Ramiro González Gutiérrez, de Morena, ni el emecista Luis Donaldo Colosio Riojas acudieron al llamado.

A Manuel González lo acompañaron el titular de la Agencia Estatal del Transporte, Jorge Longoria; el tesorero, Carlos Garza y el secretario de Desarrollo Sustentable, Manuel Vital.

Además de sentirse desairado, probablemente Manuel González también salió decepcionado por el resultado, lo más que logró de los legisladores fue una “promesa” de que analizarán lo propuesto por el gobierno independiente.

Aunque por lo comentado al finalizar el encuentro, los diputados parecen inclinarse más por la negativa al proyecto de Jaime Rodríguez.

No sólo calificaron de confusa la propuesta, sino que manifestaron no haber quedado convencidos totalmente de su viabilidad.

Sin duda, el tema del transporte seguirá siendo un dolor de cabeza no sólo para la clase política, sino también para los transportistas y los usuarios.

De momento reina la incertidumbre.

VAN POR REGULARIZACIÓN DE PREDIOS EN SANTA CATARINA

El ayuntamiento de Santa Catarina y el titular de Fomerrey, Eugenio Montiel Amoroso, sellaron un acuerdo para escriturar poco más de mil lotes en el municipio, con la intención de darle certidumbre jurídica a las familias de la localidad.

En total se tiene la intención de regularizar durante el primer año de la administración de Héctor Castillo, alcalde Santa Catarina, alrededor de mil 368 lotes.

Aunque para los próximos años se espera avanzar sobre los más de 9 mil que aún no están regularizados, según el diagnóstico de Fomerrey.

Además de los lotes, se busca regularizar el pago del Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles, que también presenta rezagos, instalando mesas de solución directamente en las colonias del municipio.


* Esta opinión no refleja la del periódico
Comentarios