¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

En los próximos días, los diputados y diputadas del Congreso local recibirán un regalo.

Se trata de 17 automóviles híbridos que ya están afuera de una agencia automotriz en espera de que sean entregados; los vehículos fueron adquiridos por una partida de 10 millones de pesos y serán repartidos entre los diferentes grupos parlamentarios.

Nos comentan que existe la posibilidad que en estos automóviles pueda ser colocado un logotipo institucional del Poder Legislativo, pero también que hay mucha resistencia por parte de los propios legisladores de que sean rotulados, lo que incluso ya ha generado una discusión al respecto.

Pero más allá de estos debates, lo que debería considerarse realmente relevante, es saber qué diputados o funcionarios del Congreso serán beneficiados con el uso de estos vehículos. Esta información pronto podría darse a conocer.

Lo cierto es que ya había algunos legisladores que dejaban su carro particular en casa para utilizar alguno de los autos que están a disposición del Congreso.

Veremos si se mantiene la congruencia a la hora de definir a quiénes se les asignarán estos autos, pues existen algunos trabajadores que en realidad sí ocupan un vehículo para realizar labores legislativas. No vaya a ser que alguno de los legisladores se quiera poner vivo para quedarse con uno de los nuevos vehículos para su uso particular.

Freno a pin parental

El intento de algunos diputados del Congreso de incluir el llamado pin parental en la legislación local llegó hasta la Cámara de Diputados.

Diputadas de Morena como Adela Piña, presidenta de la Comisión de Educación y Wendy Briceño, presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, señalaron que esta propuesta no sólo es controversial, sino que que es retrógrada y atenta contra los derechos de las personas, por lo que la misma no pasará.

En conferencia de prensa virtual, las legisladoras federales recalcaron que esta reforma en materia educativa es inconstitucional y afirmaron que estas disposiciones no deben avanzar en las legislaciones locales.

En este encuentro también participó la diputada del Congreso de Nuevo León, Ivonne Bustos, quien comentó que estas reformas, que incluyen el llamado pin parental, provienen de grupos de extrema derecha, intolerantes a los derechos de la niñez y de la diversidad. Agregó que estas organizaciones han lanzado campañas de desinformación entre la población, las cuales han generado un impacto en los padres de familia.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Ago 3, 2020
Lectura 3 min

Jul 31, 2020
Lectura 3 min

Jul 30, 2020
Lectura 3 min

Comentarios