¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Al gobernador de Nuevo León no le gustan las críticas, como a la mayoría de los políticos, pero más allá del disgusto, Jaime Rodríguez Calderón no sólo defiende (muchas veces sin argumentos) la actuación de su gobierno, sino que le da por descalificar.

En respuesta a la evaluación presentada por el Consejo Nuevo León, integrada por iniciativa privada, ciudadanos, académicos y funcionarios, en donde se señalan los atrasos y deficiencias en rubros clave para el desarrollo de la entidad, el mandatario dijo que el sistema de evaluación utilizado no es el adecuado.

Para Rodríguez Calderón, 36 de los indicadores utilizados en la evaluación no son medibles. Adelantó que buscarán reducir las 60 líneas de acción a solamente siete, las cuales se limitarán a evaluar la seguridad, movilidad, contaminación, combate a la pobreza, violencia contra la mujer y el incremento de los estándares de competencia en educación.

Además señaló que tanto el Consejo como el gobierno coincidieron en buscar el apoyo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para hacer las modificaciones necesarias en la evaluación.

Eso sí, sobre los rubros negativos que fueron señalados en el informe, y que además son evidentes en la entidad, el gobernador prefirió no opinar.

Proyecto divide a socios de Club Campestre

Un nuevo proyecto denominado Sierra divide a los socios del exclusivo Club Campestre Monterrey A.C., ubicado en el municipio de San Pedro, el cual pretende la remoción de 9 de los 27 hoyos con que cuenta el campo de golf

El terreno cuenta con 130 hectáreas, y hay 27 hoyos de golf para 730 clientes o socios, pero este nuevo proyecto pretende remover de manera integra más de 30 hectáreas para modificar nueve hoyos, que implicaría tumbar un sin número de árboles con 20, 30 y 50 años de antigüedad.

El conflicto es que la mitad de los socios, nos aseguran, no quieren que se le mueva el ecosistema del campo de golf, ya que puede ocasionar que se sequen muchos árboles.

“Obtuvimos de ellos su opinión favorable para la ejecución del proyecto este mismo año. Se tiene programado iniciar los trabajos del Proyecto Sierra a partir del día 2 de septiembre de este año 2019 y concluir en un año, contando a partir de la fecha de su inicio”, dice un documento en poder de este medio.

El documento exhibe que en la sesión de Consejo de este mes de junio, se aprobó solicitar una aportación extraordinaria por 128 mil 500 pesos por socio activo, que será dividida en 12 pagos por 10 mil 700 pesos a partir de 15 de julio.


* Esta opinión no refleja la del periódico
Comentarios