Reporte Indigo

REDESDEPODERMTY

Redes de Poder MTY: Acciones, no palabras y discriminan a policías

Durante la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, integrantes de la clase política de Nuevo León, a nivel municipal, estatal y en el terreno legislativo, no dejaron pasar la oportunidad para dar a conocer diversas acciones.

Diputados, alcaldes y gobernadores llegan y se van, pero el problema de las violencias contra las mujeres permanece. Eso es una realidad y falta espacio para poder enumerar las distintas formas en que se vulneran los derechos y la integridad de este grupo de población.

El mes de octubre, el gobernador Samuel García dijo que en un fin de semana hay 510 reportes de violencia contra las mujeres.

No se ve que esta problemática pueda acabar y menos en un estado donde predomina el machismo, que se da hasta en el Congreso y ciertas áreas gubernamentales. Más acciones, menos palabras.

Discriminan a policías

En plena crisis de seguridad en Nuevo León, resulta que los diputados del Congreso local aprobaron varias modificaciones a la Ley de Seguridad Pública del Estado y a la Ley Orgánica de la Fiscalía General del Estado.

En estas se establece que, a pesar de que un policía resulte inocente después de haber sido acusado por algún delito, el uniformado no tendrá derecho de recuperar su empleo. Esto no sólo sería un error, sino que además sería violatorio los derechos humanos de los policías al no permitirles un juicio justo; en pocas palabras, sería un acto discriminatorio.

¿Con qué motivación podría querer ingresar un ciudadano como policía si no tendrá el derecho de recuperar su empleo tras haber pasado por un proceso legal?

Sin duda, serían pocos. La bancada del PAN asegura que las modificaciones llevarían a tener policías limpios y honestos y  que no se trata sólo de la cantidad. La realidad es que se tendrían que reforzar los controles de confianza o hacerlos más continuos, lo que bien se podría establecer por ley, dentro del paquete de modificaciones. El tema resultará muy polémico, pero podría empezarse por preguntar a los policías qué dicen sobre estas modificaciones.

Salir de la versión móvil