El exgobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, se presentó ayer a la audiencia intermedia por el caso en su contra, en ella, las partes involucradas presentaron sus pruebas.

La jueza de control que lleva este proceso, Martha Silvia Leal García, aceptó los datos que presentó el exmandatario, así como los que entregó la Fiscalía Anticorrupción; aunque el equipo legal de “El Bronco” fue más allá y solicitó el sobreseimiento, pero se le negó.

Sin embargo, nos aseguran, la jueza desechó los datos de prueba de la parte demandante por el supuesto delito de abuso de autoridad por la requisa de la Ecovía a la empresa Transportes Tecno Ecológicos, propiedad de Abelardo Martínez.

El mismo empresario, por cierto, también fue objeto de una requisa de la Ruta 400 por el aumento sin autorización de la tarifa, esto, durante la administración actual de Samuel García.

Nos dicen que el caso de Jaime Rodríguez Calderón aún queda mucho camino por recorrer: se tiene que resolver un amparo para la no vinculación a proceso y, cuando esté lista la resolución, será que avance el juicio contra el exmandatario estatal.

No deja de llamar la atención que dos gobernadores estén batallando con un empresario, quien simplemente no cumple con otorgar un buen servicio de transporte público, y que, pese a ello no sea acreedor de una sanción por el mal servicio que presta. ¿Tendrá buenos padrinos políticos, amigos en la Fiscalía o influencias en el Poder Judicial?

Prolifera la ilegalidad

La Ley de Bienestar Animal que prohíbe, entre otras cosas, el uso de caballos y burros para trabajo en actividades de carga y tiro, conocidos como carretoneros, simplemente no se respeta, y en gran parte es porque los municipios parecen ser ajenos a que se cumplan las disposiciones en la materia.

El delito de maltrato tiene sanciones y los municipios tienen la obligación, como primera autoridad, de resolver este problema, incluso, ahora que muchos ayuntamientos se dicen proanimalistas, tendrían que empezar un programa para retirar de circular estas carretas.

Y quien tiene una tarea muy grande, sin duda, es Laura Ballesteros, titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano Sostenible, pues en Monterrey, en la zona poniente es muy común ver carretoneros circulando.

Veremos si desde esta dependencia se toman acciones para, no solo evitar el maltrato animal, sino proponer una alternativa ante el retiro de las carretas.

Esto también aplica para el municipio de San Nicolás, a cargo de Daniel Carrillo, y ni qué decir de Apodaca, del alcalde César Garza, entre otros.