Las alertas están encendidas en el Comité Ejecutivo Nacional de Morena, pues en el partido encabezado por Mario Delgado observan con preocupación el avance de la alianza entre el PRI, el PAN y el PRD en Michoacán, a unos días de que se avalara la candidatura común entre estos partidos en la elección a la gubernatura. En contraparte, en el partido guinda hay cada vez más voces inconformes con la candidatura del alcalde con licencia de Morelia, Raúl Morón, y a eso se le suma el escaso entusiasmo que ha despertado su postulación. Al parecer, a Morón solo le va a quedar aferrarse a que la popularidad del presidente Andrés Manuel López Obrador juegue a su favor, y que le resuelva la tarea.

Indefinición en Baja

El registro de Jorge Hank Rhon como candidato del PES a la gubernatura de Baja California, y su automático descarte como abanderado de la coalición PRI, PAN, PRD en la entidad, parece que en lugar de facilitar los acuerdos entre los panistas para nombrar a un candidato o candidata, lo vino a complicar. Hank era la apuesta de un importante sector del priismo local, y ante su salida rumbo al PES, la decisión de la candidatura recae con mayor peso en el PAN. Sin embargo, la carta fuerte de los liderazgos locales como Ernesto Ruffo sigue siendo Héctor Osuna, aunque en el CEN, encabezado por Marko Cortés, no lo ven con buenos ojos, y por eso han puesto sobre la mesa la posibilidad de postular a Lupita Jones. El acuerdo entre todas las partes sigue entrampado.

Siguen los malos ejemplos

Sin tener en consideración la grave situación sanitaria que se vive en el país, y en su entidad, la diputada del Congreso de Tamaulipas, Carmen Lilia Manturosas, fue el blanco de críticas después de que quedara en evidencia por organizar una fiesta con más de un centenar de invitados, sin que se respetara la sana distancia, y en algunos casos sin que usaran cubrebocas. La legisladora de Morena fue exhibida en redes sociales, pero en realidad no se trató de una filtración de imágenes, sino que fue ella misma la que compartió los pormenores del festejo en una transmisión en vivo en sus redes sociales. Y eso que deberían ser los representantes populares quienes pongan el ejemplo.