¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

La inmediata designación de Arturo Herrera como secretario de Hacienda en lugar de Carlos Urzúa estuvo motivada en mayor medida para enviar una señal de certidumbre a los mercados financieros y las calificadoras, no tanto, nos comentan, por un verdadero convencimiento del presidente López Obrador. El relevo en el gabinete federal traerá una serie de ajustes, los cuáles podrían ir de simples reacomodos a una cirugía mayor. Además de la subsecretaría que deja vacante Herrera -puesto en el que se perfila el titular de la Unidad de Crédito Público Gabriel Yorio González- un movimiento que podría darse en el mediano plazo es el de la la salida de la Oficial Mayor de Raquel Buenrostro, quien nunca tuvo buena química con Urzúa, y una funcionaria que no tiene tampoco la mejor imagen entre los secretarios de Estado. La lucha por el control del gabinete económico del Gobierno federal acaba de pasar a un nuevo nivel, y el resultado es de pronóstico reservado. Atentos.

Marko, rebasado

El dirigente nacional del PAN Marko Cortés está cada día más solo, sin interlocución con los gobernadores blanquiazules, sin control sobre los legisladores federales de su partido y mucho menos con los diputados en los Congresos locales. La más reciente evidencia de la nula autoridad de Cortés fue el respaldo que le dieron los legisladores del Congreso de Baja California para la ampliación del periodo de la gubernatura de Jaime Bonilla de 2 a 5 años. Los líderes nacionales panistas no han olvidado el fracaso de las últimas elecciones, ni tampoco la responsabilidad de Marko, pero de momento han optado por la mesura, por la permanencia de Cortés en aras de enviar un mensaje de unidad, pero lo cierto es que el dirigente se ha quedado prácticamente sin autoridad.

Salida y controversia en FGR

La renuncia de Carlos Urzúa a la Secretaría de Hacienda y la detención del abogado Juan Collado acapararon toda la atención mediática, pero en la Fiscalía General de la República se consumó una salida que seguirá dando de qué hablar en los próximos días. Se trata de Gualberto Ramírez Gutiérrez, hasta ayer titular de la Unidad de Investigación de Delitos en Materia de Secuestros de la SEIDO. Su salida, nos comentan, se da en medio de un fuerte rechazo de los elementos adscritos en la unidad por su postura tras la desaparición de dos agentes antisecuestros en enero de este año, y por denuncias de hostigamiento laboral. ¿Hay investigación en puerta?


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Nov 20, 2019
Lectura 2 min

‎REDESDEPODER‬

Redes de poder: Sin respaldo en Pemex

Redes de Poder


Nov 20, 2019 Lectura 2 min

Nov 19, 2019
Lectura 2 min

Nov 15, 2019
Lectura 2 min

Nov 14, 2019
Lectura 2 min

Comentarios