Hay viejos adagios de la vida que se aplican en la política, como “los amigos se conocen en las malas” y “divide y vencerás” que hoy toman sentido más que nunca.

Va Por México deberá perfilarse para 2023 en ganar Coahuila y Edomex y enfilarse para “la madre de todas las batallas en 2024”, donde tendrá que enfrentar al obradorismo y su legado.

El PRI se juega su última carta. Una carta rota y desgastada, pero que lo mete al juego, ya que en los estados que renuevan gubernatura no ha habido alternancia. Son bastiones del tricolor.

No son tiempos para andarse inflando, al contrario, son tiempos de humildad, pero cuando decimos que es la última carta, de verdad es la última. Si se pierde en 2023 serán muy malas noticias. Pero dentro de todo, quien los agrupó de nuevo fue el propio AMLO con su plan de reforma política.

Tacos por las nubes

Sin duda, la inflación se está marcando fuerte y sobre todo en los alimentos. En septiembre pasado se registró un incremento en los precios de un 8.70 por ciento respecto al año anterior, pero hay alimentos por encima del 10 por ciento. Nada más vea cuáles son los que más incrementaron: la tortilla de maíz, el bistec, el pollo y la leche, es decir, más de la mitad del gasto promedio en la canasta básica.

Todo es Mundial

Este fin de semana el mundo se toma un respiro para disfrutar del campeonato más importante del futbol que ocurre cada cuatro años. Si bien no se espera nada espectacular por parte del equipo mexicano, y no es por ser pesimista, pero así lo indican las estadísticas y las proyecciones, será muy difícil llegar al ansiado cuarto partido.

Figuras como Carlos Vela y Javier Hernández están fuera del cuadro nacional por decisión suya o del entrenador Gerardo Martino, pero todo esto se olvidará. En cuanto silbe el inicio de los partidos del “Tri” todas nuestras fuerzas estarán con los hombres de camiseta verde. De aquí al 18 de diciembre no habrá otra palabra más que Mundial.