La delegación encabezada por el canciller Marcelo Ebrard, ya está en Washington, Estados Unidos, para sostener una reunión de alto nivel con representantes del Gobierno estadounidense, y más allá de la agenda formal del encuentro con temas como la consolidación de la relación bilateral y la integración económica entre ambos países, habrá temas muy espinosos para ambos gobiernos que resulta complicado que queden fuera por la coyuntura. El más evidente es la crisis migratoria, pero el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador también tiene interés en lograr un acuerdo para la apertura de la frontera; además, la delegación de Estados Unidos podría poner sobre la mesa las inquietudes de una poderosa alianza de industriales norteamericanos que enviaron una carta a Kamala Harris para expresar su preocupación por el incumplimiento de México de algunos de los compromisos del T-MEC. Atentos.

Chocan por Ley de Juicio Político

En el Senado de la República se vivirá hoy el primer gran choque de la LXV Legislatura entre Morena y sus aliados y los partidos opositores cuando se lleve al pleno el dictamen de la Ley de Juicio Político y Declaratoria de Procedencia. Esta ley, que tiene su origen por lo que ocurrió en el Congreso de Tamaulipas debido al proceso de desafuero del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, pretendía ser aprobada por el partido guinda, sin embargo, la oposición pidió una discusión sobre la misma, pues han amenazado con buscar una acción de inconstitucionalidad en caso de que se apruebe en los términos actuales. Será una larga y ríspida sesión.

Con el pie izquierdo

El Congreso de la Ciudad de México no arrancó de la mejor manera la Legislatura. Además de la polémica porque Morena registró de último momento al experredista Janecarlo Lozano en su bancada, supuestamente en contra de la ley, la segunda Legislatura capitalina inició con el pie izquierdo por su opacidad. La coordinación de Comunicación Social comenzó a clasificar las reuniones de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) como “privadas” y no pueden ser consultadas ni por medios de comunicación ni por la ciudadanía. Lo que va en contra del principio de parlamento abierto. Además, ya no se facilita a la prensa los materiales por los medios institucionales. ¿Qué estarán ocultando?