¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Una bomba está a punto de estallarle al secretario de Educación Pública Esteban Moctezuma. Resulta que uno de sus muy cercanos colaboradores el priista Cuauhtémoc Sánchez Osio, director de Conafe, se encuentra enfrentado con la Secretaría de Hacienda y con la oficialía mayor de la SEP, pues ha hecho oídos sordos a las nuevas reglas de la 4T y del presidente López Obrador al pretender manejar directamente las compras de la dependencia a su cargo, negociar con proveedores y amarrar así su participación en los negocios. La Secretaría de la función Pública ya investiga al priista Sánchez Osio y podría ser el primer servidor de la 4T en ser investigado y sancionado por presuntos actos de corrupción. De confirmarse sería un golpe muy fuerte para un Estaban Moctezuma que lucha diariamente por pertenecer al grupo de morenistas que están cambiando al país.

Oxígeno para Guevara

La titular de la Comisión Nacional del Deporte y exvelocista Ana Gabriela Guevara seguramente está contenta por partida doble por la exitosa cosecha de los atletas mexicanos en los Juegos Panamericanos (que ya es el mejor papel de México en la justa deportiva, cuando se celebra en otros países), primero como exdeportista, pero segundo y quizá más importante para ella en este momento, como funcionaria pública. Hay que recordar que Guevara ha sido una de las funcionarias públicas más cuestionadas durante el sexenio, sin pasar por alto las diferencias públicas que ha tenido con deportistas o legisladores y las investigaciones abiertas en la SFP. De momento, el éxito en Panamericanos es un auténtico tanque de oxígeno para Guevara. ¿O solo le compró un poco de tiempo?

El PRI frente al espejo

El proceso electoral interno que concluyó el día de ayer en el Revolucionario Institucional puso al partido tricolor frente a su realidad actual. La jornada transcurrió entre acusaciones de los distintos aspirantes por prácticas antidemocráticas, denuncias por irregularidades y por un escaso interés de la militancia. Ahora queda en manos de Alejandro Moreno y Carolina Viggiano hacer un llamado a los priistas para recuperar otro de sus más característicos sellos de identidad: la unidad. Si continúa la división y la ruptura el partido no tiene futuro, el reto es enorme, no solo para la nueva dirigencia sino para todo el priismo


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Ago 23, 2019
Lectura 2 min

‎REDESDEPODER‬

Redes de poder: Se enreda Ley Bonilla

Redes de Poder


Ago 23, 2019 Lectura 2 min

Ago 22, 2019
Lectura 3 min

Ago 21, 2019
Lectura 2 min

‎REDESDEPODER‬

Redes de poder: Quieren explicaciones

Redes de Poder


Ago 21, 2019 Lectura 2 min

Ago 20, 2019
Lectura 3 min

Comentarios