Durante la conferencia matutina de Andrés Manuel López Obrador del día de ayer, se expresaron inconformidades entre algunos reporteros, uno en particular señaló su descontento por la forma en que se elige a quién darle la palabra para realizar preguntas. El mandatario tomó nota y puso sobre la mesa que se realice una “tómbola” para la asignación de los turnos para ser cuestionado, lo que generó más expresiones de rechazo que simpatías entre los asistentes. Hay que recordar que en Morena, el partido del presidente, este mecanismo de “tómbola” ha sido utilizado para la selección de las candidaturas a una diputación por la vía plurinominal, por ejemplo. Cierto es que no todas las propuestas a “bote pronto” del presidente se terminan materializando. Pronto lo sabremos.

Hasta donde alcance

Al menos 13 alcaldes electos de la Ciudad de México, de todos los colores, que hoy toman protesta, van a tener eventos masivos para celebrar que llegaron al cargo.

Sin embargo, llama la atención que entre los que convocaron, hay algunos alcaldes opositores que son parte de la UNACDMX, pues, desde antes de asumir, dijeron que iban a recibir “arcas vacías”.

Entonces, ¿de dónde salen los festejos?, ¿acaso sí hay dinero para eventos pero no para cumplir sus promesas?, y es que algunos han advertido “que harán lo que pueden con lo que tienen”. En Miguel Hidalgo, para el evento con Mauricio Tabe, desde el día de ayer ya estaban preparando los templetes.

Sánchez Cordero y la agenda en el Senado

Nos comentan, desde la oficina de Olga Sánchez Cordero, que quienes andan tratando de vincular a la presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República con campañas de desprestigio hacia exfuncionarios es porque “nomás” no la conocen, pues, como diría el presidente, no es mujer de rencores ni de odios.

La senadora y exsecretaria de Gobernación, afirman, no ha tenido, ni tendrá, campañas de ningún tipo en contra de nadie.

De tal suerte que, en los pasillos del Senado, lo único que le interesa son los temas de la agenda legislativa nacional. Ni más ni menos.