Falta poco para que se publique la lista negra del acoso en el Gobierno federal. Es decir, el llamado Registro de Casos de Hostigamiento Sexual y Acoso Sexual en la Administración Pública Federal, y se verá si hay algún avance en el segundo año completo de la autodenominada 4T. En el de 2019 la situación no fue nada esperanzadora. Solo por mencionar algunos datos, en el 77 por ciento de las denuncias presentadas las víctimas eran mujeres y sumaron 210 casos y sólo el 6 por ciento fueron hombres, que suman 16 casos. En 18 por ciento de los casos no se señaló el sexo. El rango de edad que padeció más acoso está entre 25 y 34 años, que suma un 16 por ciento, pero es bueno decir que en 52 por ciento de estos episodios no se especificó la edad. Y en materia de agresores, 74 por ciento de las personas agresoras son del sexo masculino y ocho por ciento mujeres (23 casos). Hay casos de mujeres que agreden a otras mujeres. Así las cosas en la Administración Pública Federal. Lo que hay que leer para poder creer.

Pavlovich y su verdadera agenda

La gobernadora priista de Sonora, Claudia Pavlovich, presumió en sus redes sociales la reunión que sostuvo con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en Palacio Nacional. La sonorense, en su calidad de presidenta de la Conago, compartió su agenda de trabajo, pero lo que habría resultado muy interesante, es saber si también compartió con el tabasqueño su agenda política, sobre todo ahora que está operando el aparato del poder en su entidad, y repartiendo dinero, para evitar que Alfonso Durazo llegue a la gubernatura. ¿Le habrá platicado de los actos de corrupción durante su administración o de las promesas incumplidas a los sonorenses?

(Otro) parlamento abierto

La discusión de la controvertida reforma en materia de seguridad finalmente fue pospuesta en la Cámara de Diputados para que antes del dictamen, la Comisión de Puntos Constitucionales, que preside Aleida Alavez, escuche las posturas de especialistas en la materia en un parlamento abierto. Hay que recordar que la reforma plantea reconocer a las “fake news” contra el gobierno y los rumores en redes sociales como amenazas a la seguridad nacional. ¿Realmente tomarán en cuenta a los expertos?