¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) será el invitado de lujo el día de hoy en el 10 Congreso Nacional de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM), organización cuyo secretario General es el exsenador de la República Pedro Haces. Los tiempos en que llega esta muestra pública de apoyo refuerzan las versiones de que la cúpula de la 4T quiere fortalecer a la CATEM como la nueva central obrera hegemónica en el país, sustituyendo a la CTM, históricamente vinculada al PRI y que encabeza Carlos Aceves del Olmo. A pesar de que los cetemistas, comenzando por su líder, han querido acercarse y hasta ‘quedar bien’ con el presidente, lo cierto es que la apuesta en favor de nuevos sindicatos y agrupaciones afines a Morena parece clara. Hoy, tanto López Obrador como Haces podrían dar señales del rumbo que tomará la CATEM en los próximos años.

Jara apuesta fuerte

La iniciativa del senador Salomón Jara, con la que pretende terminar con el monopolio de las agrupaciones de taxistas en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, seguramente tendrá una respuesta contundente por parte de estos concesionarios. La intención de Jara es flexibilizar la normativa vigente con el objeto de que el servicio de taxi adopte un modelo de servicio abierto, es decir, determinado por el mercado y no las autoridades aeroportuarias y la SCT. Precisamente una de las demandas de los operadores concesionarios del AICM es que no existe un piso parejo con los servicios de aplicación como Uber, ya que estos últimos no pagan los mismos permisos o seguros, lo que les permite dar una tarifa más baja. Si las condiciones de flexibilidad serán las mismas para todos, ¿lo aceptarán los taxistas del aeropuerto? Atentos.

Cabildeo por el outsourcing

Tras el parlamento abierto sobre el outsourcing celebrado la semana anterior en el Senado, los legisladores se preparan para llegar a un acuerdo en cuanto a la forma en que el esquema será regulado. Con las propuestas de desaparecer el outsourcing descartada, lo que se discute será la mejor forma de regularlo. Sin embargo, las empresas que han cabildeado y presionado en el Senado volverán a la carga, como el caso de GinGroup, que ha estado haciendo labor de lobbying en la Cámara alta e incluso traía su propia propuesta, nos comentan. No es malo que haya participación de todas las partes, pero cuando se trata de la empresa que probablemente tendría más afectaciones, las buenas intenciones lucen sospechosas.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Abr 7, 2020
Lectura 2 min

Abr 6, 2020
Lectura 2 min

Abr 3, 2020
Lectura 2 min

Abr 2, 2020
Lectura 2 min

Comentarios