La suntuosa boda del titular de la UIF, Santiago Nieto Castillo, en Guatemala, terminó con un relevo exprés en la dependencia, aunque, hasta la noche de ayer, parecía que el presidente lo mantendría, pese a las presiones externas e internas. El controvertido fin de semana de Nieto Castillo sirvió a algunos de los integrantes más “duros” del núcleo cercano al presidente, nos dicen, para hacerle ver que en el movimiento ya son pocos, o muy pocos, los que siguen el ejemplo de austeridad que pregona el mandatario. Algunos de los más radicales le pidieron un “castigo” ejemplar, como en su momento lo tuvo César Yáñez, uno de los incondicionales del presidente, tras su polémica boda en Puebla. Lo que pocos esperaban es que el relevo se diera tan precipitadamente.

Oaxaca y el espejo de Guerrero

En los pasillos del CEN de Morena, perciben que la elección interna para definir a la candidata o candidato a la gubernatura de Oaxaca podría ser la más problemática para los comicios del próximo año, un símil a lo que fue la interna de Guerrero en 2021. Aunque los perfiles de posibles abanderados no tienen un lado tan controvertido como en su momento fue Félix Salgado Macedonio, sí hay al menos cuatro aspirantes con fuerza para buscar el nombramiento. La senadora Susana Harp, nos comentan, sería la favorita del CEN, pero el senador Salvador Jara, también tiene muy buenos apoyos en el Legislativo, lo que lo pone en la pelea. Apenas hace unos días también se “destapó” el director del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez, quien se suma a otro integrante del Gabinete que también está en la mira como candidateable: Adelfo Regino Montes, titular del INPI. Al final habría que ver quién cuenta con el respaldo que realmente vale.

Adiós, ‘primor’

El mensaje de Alejandro Moreno Cárdenas el día de ayer, durante la presentación del Presupuesto Alternativo 2022 de la coalición “Va por México”, parece echar por tierra la posibilidad de cualquier negociación entre el tricolor y Morena de cara a una eventual aprobación de la Reforma Energética del presidente López Obrador. Mala noticia para el primer mandatarioa y para el coordinador guinda en San Lázaro, Ignacio Mier, aunque quizá este último ya sabía que los números nada más no le iban a dar y por eso ya no se había comprometido.