Ya no queda muy claro, nos dicen, si Morena (y el presidente de la República) realmente quieren que se lleve a cabo la consulta para la Revocación de Mandato, o bien, si quieren usarla políticamente para continuar la ofensiva en contra del INE, con un fuerte recorte presupuestal mediante. Las mismas dudas empieza a generar, nos dicen, la Reforma Eléctrica propuesta por Andrés Manuel López Obrador, la cual, tras lo visto en la Cámara de Diputados durante la discusión del Presupuesto de Egresos 2022, será casi imposible de sacar. Pero eso sí, ya el mandatario y algunos legisladores comenzaron a endurecer su discurso en contra del PRI, partido al que ya empiezan a señalar como el responsable de que la reforma no alcance la mayoría calificada. Ahora que ya se ve muy cuesta arriba una aprobación, ¿quieren aprovechar para pegarle al que podría ser el principal partido opositor en las elecciones de 2022?

La omisión de Murat

Durante su mensaje por su Quinto Informe de Gobierno, el gobernador priista de Oaxaca, Alejandro Murat, entre tanto autoelogio, omitió, de forma muy grave, mencionar el triple homicidio suscitado el domingo pasado en la comunidad de Río Grande, en la zona costera de la entidad, y en el que una de las víctimas fue el hijo de la alcaldesa de Santiago Jamiltepec, Cecilia Rivas. Sin embargo, parece que estos hechos no son dignos de mencionar para Murat, quien no deja de hablar de los indicadores, cuando le favorecen, pero que no aborda el tema incómodo de la inseguridad, lo increíble es que hasta habló de una mejoría en materia de seguridad, apenas un día después de la tragedia. A un año de que concluya su mandato, Murat ya parece más preocupado por su futuro, que por los pendientes que aún le quedan. Hay quienes dicen que ya hasta está preparando la entrega del estado a manos de Morena y que “sueña” con llegar de manera formal a la llamada 4T, siguiendo el ejemplo de Quirino Ordaz. Veremos.