A cuentagotas, pero las señales de una limpia en el sector de las gasolinas empiezan a llegar desde diferentes frentes, y a inicios de esta semana el propio presidente López Obrador hizo un llamado a los distribuidores a no aumentar el precio de los combustibles de manera injustificada.

El sector energético y en especial lo referente a las gasolinas siempre ha sido un tema sensible para el tabasqueño desde su campaña a la presidencia de la República e incluso antes, y con este mensaje también deja entrever que el Gobierno federal está muy atento a la especulación y otras prácticas que terminan afectando al consumidor final.

Otra parte importante de la ‘pinza’ que empieza a cerrar la administración federal es en el tema de la importación de combustibles, que si bien no impacta directamente en que se eleven los costos para los consumidores, sí representa una defraudación fiscal y evasión de impuestos, además de una práctica desleal que golpea a los empresarios que se mantienen en la legalidad. En este aspecto, la labor de la Administración General de Aduanas, encabezada por Horacio Duarte resulta clave para terminar con estas malas prácticas.

En esta estrategia, aún queda la incógnita sobre si las autoridades también entrarán de lleno a la verificación del cumplimiento de la norma ambiental en las Zonas Metropolitanas, otra problemática que, sumada a la importación ilegal y a la especulación están generando un mercado en donde aún no hay piso parejo, ni beneficios reales al consumidor.

La apuesta por Pemex

En el marco de la conmemoración de la expropiación petrolera, y como parte de la importancia que le dan a los símbolos en la 4T, el presidente López Obrador anunciará hoy en Tabasco, el hallazgo de un campo petrolero muy importante en esta entidad, presumiblemente cercano a Dos Bocas, y que, al menos en el discurso, servirá para fortalecer la apuesta de esta administración por Petróleos Mexicanos.

Se espera, de igual forma, que el mandatario hable sobre la promesa de transformación de la vida interna del sindicato, tras la salida de Carlos Romero Deschamps, y posiblemente se exhorte al gremio a que se convoque a elecciones.

Lo que sí queda claro es que, a pesar de todo, habrá respaldo y se mantendrá la apuesta por la empresa productiva del Estado.