El mejor defensor de la iniciativa de Reforma Eléctrica del presidente López Obrador fue un priista, ni más ni menos que el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, quien ya hasta le pidió a sus compañeros de partido “darle una oportunidad” al mandatario, y ya está operando apoyos. Hay que recordar que la bancada del PRI ha pedido que se realice un parlamento abierto para discutir la iniciativa, a fin de que no pase sin discusión.

Ahora que ciertos priistas andan muy sensibles con el acercamiento de algunos gobernadores y exgobernadores con la 4T, y que en el caso del exmandatario de Sinaloa, Quirino Ordaz, hubo quien sugirió hasta su expulsión, bien podrían voltear hacia Oaxaca y Murat, donde un gobernador de su partido se ha convertido en uno de los principales impulsores de la agenda presidencial. ¡Ya ni los de Morena!

Zambrano, preocupado

Nos dicen que el dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano, comenzó a ver con desconfianza a sus aliados tricolores desde que AMLO se puso a coquetear con ellos. Rumbo a la discusión de la Reforma Eléctrica, el líder del Sol Azteca ya da por hecho que el PRI “volteará bandera” y votará con el bloque de Morena. Habiendo perdido la fe en los priistas, ahora buscaría revivir el Frente Opositor de 2018, reuniendo al PAN con Movimiento Ciudadano. La realidad es que parecería que lo que queda del perredismo solo busca en dónde acomodarse mejor, y ya empiezan a ver “traiciones” en donde no hay nada consumado.

Ni en pintura

En contraste con la “decepción”, si se le puede llamar así a la ausencia de Andrés Manuel López Obrador en el Senado para la entrega de la Medalla Belisario Domínguez, a quien los senadores de oposición no quieren ver ni en pintura en el recinto legislativo es al subsecretario Hugo López-Gatell, pero ya no se trata solamente de mensajes o declaraciones, pues el senador priista Manuel Añorve, en nombre de la bancada tricolor ya solicitó formalmente que el funcionario no asista a recibir el reconocimiento en representación del personal de salud. Si acude, va a parecer provocación, dicen.