El espaldarazo público que le dio el presidente López Obrador a Alejandro Gertz Manero, por las investigaciones en contra de dos de los candidatos a la gubernatura de Nuevo León, lejos de beneficiar al fiscal, le añaden más presión. En estos momentos, tanto la autonomía, la imparcialidad y la credibilidad de la Fiscalía General de la República (FGR) están en entredicho. No solamente por la forma en que lleve las indagatorias en contra de Adrián de la Garza y de Samuel García, sino para erradicar la percepción de que las investigaciones son selectivas, pues el día de ayer, muchos usuarios de las redes sociales ejemplificaron otros casos de algunos candidatos con propuestas e iniciativas similares a las que ahora investiga la FGR.

Renuncia bajo sospecha

En los pasillos del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación sorprendió la renuncia del hasta hace poco director General de Sistemas del órgano autónomo, Luis Raúl Flores Arreola, quien fue propuesto para el cargo por el magistrado presidente José Luis Vargas Valdez. Nos cuentan que, aunque argumentó motivos de salud al presentar su dimisión, la verdadera razón de su salida se debe a que no quiso someterse a algunas solicitudes irregulares por parte de la presidencia del Tribunal, y después de las presiones que recibió, decidió separarse del cargo. Al parecer aún hay mucho que indagar en esta salida.

Confianza por el retorno

Después de los buenos resultados tras el regreso a clases presenciales en Campeche, en la SEP hay confianza por seguir con el retorno escalonado en algunos estados, comenzando por Coahuila, Nayarit, Veracruz y Tamaulipas, antes de que termine el mes. La vacunación de los docentes y la revisión de los planteles también avanza según lo programado, y en este mismo ciclo escolar ya la mayoría de las entidades estarían regresando a las aulas, nos dicen.