¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

La Secretaría de la Función Pública dio el primer aviso al exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, con la inhabilitación de 10 años para ejercer cargos públicos, lo cual no dejaba de ser una mera sanción administrativa. Sin embargo, y por otro caso, la Unidad de Inteligencia Financiera dio el primer aviso serio al exfuncionario y a la empresa Altos Hornos de México congelando sus activos. El tercer acto lo orquestó la Fiscalía General de la República tras girar una orden de aprehensión en contra de Lozoya y otra en contra del dueño de AHMSA, Alonso Ancira. El exdirector de la empresa productiva del Estado podría convertirse en el primer gran ejemplo del combate a la corrupción que ha anunciado el Gobierno federal. Ahora vendrá lo más complicado, presentar un caso muy sólido para evitar que Lozoya libre la acción de la justicia. Y todo indica que la UIF y la FGR tienen en su lista a otros altos exfuncionarios de Pemex. Atentos.

Cancelan comparecencia… por WhatsApp

Al parecer a los funcionarios federales los tiene sin preocupación cancelar de último minuto comparecencias programadas con los legisladores, e inclusive tampoco da la impresión de que les inquiete guardar las formas. Fue la diputada emecista Martha Tagle quien dio a conocer la forma en que los integrantes de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados fueron ‘notificados’ de la cancelación de la reunión programada con el titular de la Secretaría de Salud, Jorge Alcocer, y la Oficial Mayor de Hacienda, Raquel Buenrostro: mediante un mensaje de WhatsApp que les hizo llegar la presidenta de la Comisión, Miroslava Sánchez. No es la primera ocasión que los legisladores guindas operan para evitar la comparecencia de funcionarios federales; pero en el caso de Alcocer y Buenrostro, no parece que puedan evadirla, dada la emergencia presupuestaria que se vive en el sector salud.

PRD se extingue en el Senado

A pesar del optimismo de la dirigencia perredista, desde donde se asegura que el Grupo Parlamentario del Sol Azteca en el Senado permanece, lo cierto es que la renuncia al partido y por ende a la bancada por parte de la senadora Leonor Noyola deja al PRD al borde de la extinción en la Cámara alta. Aunque ahora cuenta únicamente con 4 legisladores, al momento de conformar el grupo cumplían el mínimo de 5, por lo que por reglamento no se puede disolver. Pero, ese no es el verdadero riesgo, sino el abandono. Juan Zepeda regresará alSenado, tras su licencia indefinida y posiblemente se incorporará a las filas de Movimiento Ciudadano. ¿Se quedará Miguel Ángel Mancera a coordinar una bancada de 3?, ¿Escuchará los cantos de sirena provenientes de otras bancadas?


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Nov 19, 2019
Lectura 2 min

Nov 15, 2019
Lectura 2 min

Nov 14, 2019
Lectura 2 min

Nov 13, 2019
Lectura 2 min

Comentarios