¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

La presunta complicidad entre compañías farmacéuticas, políticos y exgobernadores para la compra de medicamentos hasta en 15 veces el costo real, la cual fue revelada por el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, no debería quedar únicamente como una justificación más ante el desabasto de medicinas e insumos en el sector salud, sino que debería ser el primer paso a una investigación profunda acerca de las redes de complicidad que permitieron el sobrecosto en perjuicio de las finanzas públicas, además de prácticas desleales por parte de las empresas, las cuáles han sido documentadas. Más allá de que se han centralizado las compras de medicamentos para terminar con la supuesta corrupción, si la autoridad tiene las pruebas que refrenden estos dichos, se debería presentar una denuncia para deslindar responsabilidades penales, pues aquí no vale el borrón y cuenta nueva.

Porfirio no es el único

Las acciones emprendidas por la Guardia Nacional en la frontera sur levantaron indignación en la opinión pública, y por supuesto también entre la clase política, incluidos los integrantes del partido en el poder. El ejemplo más claro fue el de Porfirio Muñoz Ledo, quien condenó la ‘salvaje’ agresión contra los migrantes y señaló posibles violaciones constitucionales y a tratados internacionales. Sin embargo, nos comentan que el expresidente de la Mesa Directiva no es el único que reprueba estas acciones respaldadas por la Segob y la Cancillería, sino que hay un importante número de legisladores de Morena y sus aliados que están inconformes con esta política, pero que no quieren alzar la voz para no salirse de la línea.

Recomendaciones de la banca comercial

Al parecer, desde la banca comercial quieren convencer al presidente Andrés Manuel López Obrador de priorizar la digitalización de los servicios bancarios por encima de la construcción de miles de sucursales del Banco del Bienestar, infraestructura que resultaría costosa. Al menos eso se desprende de las declaraciones de Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México, quien visitó Palacio Nacional. Lo cierto es que el mandatario tiene una idea muy firme, y aunque los banqueros han expresado que quieren trabajar de manera conjunta con el gobierno para eficientar la dispersión de los recursos de los programas de bienestar, la confianza entre ambas partes aún no es total.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Sep 25, 2020
Lectura 3 min

Sep 22, 2020
Lectura 3 min

Comentarios