El anuncio del dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, sobre la convocatoria para elegir al candidato o candidata a la gubernatura de Oaxaca, en noviembre, ya encendió la interna del partido, y aunque hay algunos aspirantes mejor posicionados que otros, no se descarta alguna sorpresa, sobre todo teniendo el antecedente de las designaciones en el pasado proceso electoral. La senadora Susana Harp ya levantó la mano y es la más aventajada, aunque el trabajo de mediación que hizo Salomón Jara en la complicada elección interna por la candidatura en Guerrero le puede dar un impulso importante en el CEN. Otra posibilidad es la de Adelfo Regino, titular del INPI, y quien cuenta con la simpatía de Andrés Manuel López Obrador. Eso sí, al PRI, partido en el poder, ni se le espera en Oaxaca, y más por la actitud “entreguista” que muchos tricolores ven en el gobernador Alejandro Murat.

Vocero guinda

El grupo parlamentario de Morena en el Senado designó al legislador César Cravioto como vocero oficial de dicha fracción. La creación de esta vocería tendrá como objetivo favorecer la relación entre el grupo parlamentario y los medios de comunicación. Esta vocería buscará tener un intercambio mucho más estructurado y fluido, con el fin de dar a conocer de forma eficiente los temas de la agenda del grupo de Morena en la Cámara alta. Los miembros de la fracción consideraron que el senador Cravioto tiene la capacidad y la experiencia para llevar a cabo esta tarea de forma profesional.

Campaña azul

Sin otros adversarios, el actual dirigente nacional del PAN, Marko Cortés ya inició durante el fin de semana su “campaña” por las entidades del país. Sí, para cumplir con la formalidad de llevar sus propuestas para un nuevo periodo al frente del CEN azul, pero sobre todo, nos dicen, su objetivo es fortalecer la operación del partido en los estados que se juegan sus gubernaturas en 2022 y que están en manos del PAN, como Durango, donde estuvo este fin de semana. El gran objetivo de Marko y de todo el panismo será retener Aguascalientes, Tamaulipas, QuintanaRoo y Durango, y operar una coalición en Hidalgo, y así frenar de seco a Morena.