Aunque la gran mayoría de la clase política, legisladores incluidos, está enfocada en el proceso electoral en curso, en el Congreso federal no deja de haber controversia y se siguen ventilando las diferencias entre los grupos políticos. Las dudas y la molestia de los legisladores de oposición fue porque la sesión de la Comisión Permanente, programada para el día de ayer fue pospuesta debido a que, presuntamente no había las condiciones técnicas ni materiales adecuadas para llevarse a cabo. Es cierto que había bloqueos en la sede del Senado, pero la sesión era en la modalidad a distancia. Como recordó la senadora panista Kenia López ya en otras ocasiones, ante situaciones similares se ha cambiado hasta de sede presencial, pero parece que en esta ocasión, la bancada mayoritaria no traía un tema prioritario.

Vacuna ¿contra las fake news?

Este miércoles 26 de mayo, la ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Yasmín Esquivel Mossa, acudió a recibir la vacuna contra el COVID-19. En redes sociales circularon las imágenes de la ministra en la Escuela Nacional de Maestros en la alcaldía Miguel Hidalgo, donde se le ve sentada antes y después de ser vacunada, y como a todos, le toco hacer fila y esperar antes y después de la aplicación. Con esto al parecer terminó por sepultar las versiones difundidas durante el mes de marzo, acerca de que se había vacunado en la ciudad San Antonio, Texas, en el vecino país del norte. Si bien la ministra ya había desmentido esa información, con esto refuerza su postura.

Nerviosismo en Morena

En Morena Ciudad de México están preocupados porque, además de que ven en riesgo alcaldías clave como Miguel Hidalgo y Álvaro Obregón, les deben dinero a los trabajadores del Comité Estatal. Nos cuentan que el presidente del partido guinda en la capital, Ulises García Nieto, quiso “aventar toda la carne al asador” y concentrar los esfuerzos económicos en defender sus alcaldías y tal vez ganar Benito Juárez que, aunque difícil, está dentro de las posibilidades. Prefirió entonces solventar las campañas en agravio de los trabajadores del Comité y pagar los adeudos hasta después del 6 de junio una vez que, esperan, se vuelva a ganar la mayoría en el Congreso y por lo menos se retengan las alcaldías obtenidas en 2018. En menos de dos semanas se sabrá si sirvió el esfuerzo.