Además de haber sido la aspirante mejor calificada en la encuesta interna de Morena para definir la candidatura para el Edomex en 2023, a Delfina Gómez parece que se le está aclarando el camino para ser la abanderada de la 4T. Esto después de que el INE aprobara criterios que establecen que los partidos modifiquen sus documentos básicos para asegurar la paridad de género, y en específico que deberán postular al menos a una mujer como candidata en las dos gubernaturas en juego el próximo año. En Coahuila, a reserva de una sorpresa mayúscula, quienes salen mejor perfilados son hombres, por lo que cada vez parece más claro que la extitular de la SEP Delfina Gómez irá por su segundo intento para gobernar la entidad más poblada del país.

Ausente José Carlos

Quien ya anda pensando en 2024 y operando en favor de Morena y Claudia Sheinbaum es el alcalde de Xochimilco, José Carlos Acosta. Nos cuentan que prefiere promover programas sociales y está concentrado en la operación territorial en lugar de gobernar. Vecinos han manifestado que José Carlos ya no está en las oficinas, pese a los problemas que tiene la demarcación como la violencia de género, que en fechas recientes ha desatado protestas. ¿Será que José Carlos está apuntando a su futuro político? No vaya a ser que por descuidar y entregar malos resultados quede fuera de la jugada.

Anuncios, no soluciones

En Tlaxcala ya de plano miran con mucha suspicacia los anuncios de la gobernadora Lorena Cuéllar, como los más recientes ante el repunte de algunos delitos. Resulta que parte de la solución para que los tlaxcaltecas se sientan más seguros será limitar hasta las 2 de la mañana la venta de alcohol, y la adquisición de “patrullas rosas” para atención a las mujeres. Esto parece más un conjunto de ideas lanzadas al momento que una verdadera estrategia. Y otra cosa que se cuestiona es si realmente se le dará seguimiento, porque habría que hacer un recuento de todo lo prometido por Cuéllar en sus conferencias, y que solo se ha quedado en los dichos.