Con la salida de Arturo Herrera de la Secretaría de Hacienda rumbo al Banco de México y la llegada de Rogelio Ramírez de la O como titular de la dependencia, se comienza a cumplir el aviso de Andrés Manuel López Obrador de que habría ajustes en su gabinete: sin embargo, a pesar de que podría haber algunos movimientos, estos podrían ser mínimos. Nos comentan que algunos de quienes participaron en el proceso electoral y que no alcanzaron un cargo de elección ya andan buscando acomodo en el Gobierno Federal. Incluso un gobernador del norte del país que está por culminar su mandato vería con mejores ojos integrarse a alguna secretaría de Estado que regresar al Senado. La realidad es que pocos, muy pocos, tendrían posibilidad en el gabinete.

Pasan la factura

La presunta falta de apoyo a los candidatos afines a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, durante la elección en la Ciudad de México, podría afectar al grupo cercano al senador Ricardo Monreal. Nos cuentan que los candidatos perdedores al Congreso local, como Valentina Batres y Temístocles Villanueva, llegarán por la vía plurinominal. No obstante, el actual vicecoordinador de Morena en el Legislativo local, José Luis Rodríguez Díaz de León, se quedará sin curul pues no está entre los perdedores con más sufragios. El liderazgo de la fracción del senador podría ser ocupado por Guadalupe Morales Rubio, quien no tiene la misma fuerza ni presencia que Rodríguez Díaz de León. Al final la división y disputa por la alcaldía Cuauhtémoc impactará a todos los grupos.

La aspiración truncada de Silvano

Unos días antes de las elecciones, el gobernador Silvano Aureoles sondeó entre algunos actores de Michoacán, para preguntarles cómo lo veían para “la grande”. “Señor gobernador, primero que gane su candidato”, le mencionaron algunos. Y él les dijo que eso era pan comido, que la gente tenía buenas reacciones y que la confrontación con el presidente Andrés Manuel le había dado resultados.

Hoy, el triunfo de Ramírez Bedolla lo deja fuera de un retiro tranquilo allá en su rancho de Zitácuaro. Él dijo esta semana que una vez que concluya su encargo estará en disposición de buscar seguir con su camino en la política. Pero el destino, que alcanza a todos, quizás se interfiera en sus planes.