Reporte Indigo

Redes de poder Energía

Producción petrolera en mínimos

Datos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos revelan que la producción petrolera en 2021 fue de 1.6 millones de barriles al día

Datos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos revelan que la producción petrolera en 2021 fue de 1.6 millones de barriles al día

Apenas unos días después de que se concretara oficialmente la adquisición de la refinería Deer Park en Texas por parte de Petróleos Mexicanos, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) dio a conocer un informe sobre la producción petrolera en 2021, y las cifras no son nada alentadoras, al menos no para la empresa mexicana ni para el Gobierno federal.

Según los datos de la CNH, en el año pasado la producción de Pemex fue la más baja en más de 40 años, promediando 1.6 millones de barriles diarios, números inclusive menores a los de 2020 cuando la pandemia de COVID-19 frenó, en gran medida, algunos sectores económicos y también tuvo un efecto en el energético.

¿Por qué debería ser preocupante? Porque la actual administración federal tiene una meta muy ambiciosa de alcanzar una producción de dos millones de barriles diarios de petróleo para 2024, un objetivo que se ve, de momento, muy lejano.

Con la próxima puesta en marcha de la refinería de Dos Bocas y la adquisición de Deer Park se esperaba un importante salto en la búsqueda de la autosuficiencia energética prometida por la actual administración, pero al menos en la cifras de producción de crudo, no se percibe que ésta esté cercana.

Por cierto, la producción petrolera de particulares sigue siendo marginal, pese a su avance, pues el promedio para 2021 de todos los privados fue de apenas 61 mil barriles diarios, lo que también habla de la necesidad de que el Gobierno impulse a este sector y lo convierta en aliado para cumplir sus metas energéticas.

Parlamento ideológico

A una semana de iniciados los foros de Parlamento Abierto para discutir la reforma a la industria eléctrica, y pese al “balance positivo” que hacen algunos actores políticos como el coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier, lo cierto es que los debates han servido de pretexto para exponer posicionamientos políticos, y no, hasta ahora, para ir fortaleciendo la iniciativa.

Quienes defienden la propuesta presidencial, lo continúan haciendo a pesar de los señalamientos y las evidencias, mientras que sus detractores siguen dándole más peso a los argumentos políticos que a los científicos o ambientales.

Aún quedan varias mesas de diálogo, pero hasta el día de hoy, no se ve mucho espacio para el consenso entre todos los involucrados.

Salir de la versión móvil