¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

El Colegio de Jurisprudencia y de Estudios Legislativos, que encabeza José Luis Garza Ochoa, presentó una iniciativa de reforma ante el Congreso local, con la que se pretende que los elementos de policía y tránsito tanto estatales como municipales que resulten lesionados en el cumplimiento de su deber, puedan ser atendidos en cualquier hospital del sector público o privado para garantizar la atención médica inmediata.

En la iniciativa presentada se propone una modificación al artículo 31 bis 1 de la Ley Estatal de Salud, para que los servicios se puedan prestar de manera expedita a los elementos que resulten heridos en el ejercicio de su función independientemente de su derechohabiencia o de su afiliación a cualquier esquema de aseguramiento.

La noche del viernes 24 de mayo en el municipio de Cerralvo, un grupo de siete policías fueron atacados por un comando armado mientras realizaban patrullajes en la localidad.

Derivado de este ataque, uno de los elementos pertenecientes a la Secretaría de Seguridad Pública de dicho municipio está en riesgo de perder su brazo izquierdo, precisamente por no haber sido atendido de manera expedita.

La modificación podría evitar que se niegue el servicio a un elemento lesionado sin importar que no exista convenio o que no cuente con la cobertura, sino que pueda ser atendido en el hospital más cercano.

Ahora, depende de los legisladores locales que esta iniciativa pueda transitar.

Manuel González justifica vetos

El secretario General de Gobierno de Nuevo León, Manuel González Flores, defendió los vetos que realizó la administración de Jaime Rodríguez Calderón a diversas reformas aprobadas recientemente en el Congreso local.

La justificación del funcionario fue la falta de presupuesto. De forma que desmintió que haya otras razones de fondo en las diversas iniciativas, sino que la gran mayoría tiene que ver con cuestiones presupuestales.

En las iniciativas, por ejemplo, los diputados no incluyeron una cuantificación monetaria de lo que costaría la entrada en vigor de las diferentes reformas, lo que dificultaría su implementación a la mitad del año.

El gobierno “independiente” se reunirá en los próximos días con los legisladores para estudiar la viabilidad de las reformas y llegar a un acuerdo.

Lo que está sobre la mesa es incluir artículos transitorios en las iniciativas para que puedan entrar en vigor a partir de 2020, y que en el presupuesto para el próximo año se puedan asegurar las partidas necesarias.


* Esta opinión no refleja la del periódico
Comentarios