¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Los famosos permisos que otorgaba el Gobierno del Estado para que los conductores asociados de aplicaciones como Didi, Cabify y Uber pudieran trabajar sin ser molestados por la Agencia Estatal del Transporte (AET) prácticamente fueron ignoradas.

Y es que, detrás de este permiso había algo más que no estaba del todo claro, pues la intención era que estos trabajadores como requisito para obtenerlo, tendrían que dar de baja su licencia de conducir para sacar la de chofer y este tramite les imposibilitaba seguir operando en estas plataformas.

La jugada que pretendía ejecutar director de la AET, Noé Chávez Montemayor, quien fue acusado de fraude y conspiración en Nuevo León y Estados Unidos, era meterlos en el programa de taxi seguro, pero no le resultó.

Nos aseguran representantes de estas plataformas que han preferido tramitar amparos, que buscar los permisos o inclusive un acercamiento con la AET, pues desconfían de su titular.

Además esperarán que se apruebe la nueva Ley de Movilidad donde quedarán regulados y confían en las labores de cabildeos que se han realizado Incluso aprueban pagar un impuesto de 1.5 por ciento que se les pretende aplicar en esta ley, lo cual fue ratificado el día de ayer.

A toda esta situación ya de por sí complicada en la entidad, se suma que el día de ayer comenzó a operar la plataforma Beat en Monterrey, y aunque de momento los operativos se han frenado, aún no hay claridad sobre cómo quedará la regulación a mediano plazo.

Déficit policiaco en Monterrey

El alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza, admitió ayer que tiene un déficit de al menos 900 elementos en la Secretaría de Seguridad Pública municipal, por lo que continuará buscando contratar más personal, y la campaña para cubrir las vacantes será permanente.

Este déficit de policías lo viene arrastrando desde el mes de junio, cuando el municipio lanzó una convocatoria para contratar exactamente 900 elementos, lo que vuelve a evidenciar la problemática que se está viviendo para contratar más uniformados.

En este espacio se adelantó que los municipios metropolitanos de San Pedro, Apodaca y San Nicolás, así como Monterrey, estaban enfrascados en una lucha por contratar más elementos: todos ofrecían un mejor salario, así como más prestaciones, con la intención de combatir el déficit policial.

La problemática no es menor, y la competencia por contratar más policías municipales cada vez es más fuerte y se ha convertido en todo un reto para las actuales administraciones.

Veremos cómo resuelve cada edil su déficit policial.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Jun 21, 2019
Lectura 3 min

Abr 12, 2019
Lectura 3 min

Mar 27, 2019
Lectura 3 min

Comentarios