Ormeño y el ‘nacionalismo de a peso’

Santiago Ormeño llegó a Chivas y circuló el ‘nacionalismo de a peso’. Defender una bandera nacional no tiene que ver con el futbol

Santiago Ormeño llegó a Chivas y circuló el ‘nacionalismo de a peso’. Defender una bandera nacional no tiene que ver con el futbol

Comparte esta nota

Santiago Ormeño llegó a Chivas y circuló el ‘nacionalismo de a peso’. Defender una bandera nacional no tiene que ver con el futbol. El falso nacionalismo es el que se encarga de satanizar todo lo que huela a extranjero por el simple afán de polemizar o en grado extremo de discriminar lo que no se siente propio, es decir, una pose xenofóba.

El nieto de Walter Ormeño, aquel peruano que desde 1959 llegó a hacer carrera en México bajo el arco del América y a su retiro director técnico de Pumas, fue confirmado como refuerzo del equipo rojiblanco el 18 de julio de 2022.

A sus 28 años de edad, el ariete nacido en la Ciudad de México, tiene doble pasaporte porque su padre nació en tierras incas, por lo que optó por vestir la camiseta de la Selección de Perú al no ser tomado en cuenta por Gerardo Martino en el Tri.

Fue fichado por un año con opción de compra y la polémica se desató sobre todo a nivel de redes sociales donde hubo gente en contra de la decisión del Rebaño por incluir en su plantilla a un jugador que participa en otro país.

LOS ESTATUTOS

En efecto, Chivas es uno de los equipos con mayor identidad en el futbol nacional porque se trata del equipo más mexicano por incluir en sus líneas a jugadores de este país, incluso más que el Tri, debido a que no considera a naturalizados, pero el asomo a integrar a ‘Santi’ Ormeño tuvo muchos detractores.

Arturo Gálvez, director jurídico de Chivas, tuvo que aparecer en un video del club tapatío para apagar el fuego ante la terquedad de quienes afirmaban que el club violentaba sus políticas.

“(Los estatutos mencionan que) el requisito es que sea mexicano por nacimiento. No mencionan o son totalmente omisos si un jugador participó en otra selección o no. Esos estatutos los aprobaron –Jorge Vergara, padre del actual presidente del equipo, Amaury–  entre los asociados del club antes de que se aprobara la compra de acciones”.

El abogado citó la cláusula quinta establece que podrán jugar en el club todos los jugadores mexicanos por nacimiento y fue más allá al incluir a “los hijos de padres mexicanos” como lo dicta la Constitución en su artículo 30, el cual refiere a que la nacionalidad mexicana se adquiere por nacimiento o por naturalización.

El asunto fue difundido además a los medios informativos en el newsletter y en el sitio web oficial con esas especificaciones.

El 9 de julio, en Twitter, este columnista expresó que no era posible alimentar esta polémica con lo absurdo que era considerar el fichaje de Ormeño como impropio para Chivas.

Como respuesta al tuit, Alejandro Gómez, director de AS México y AS USA, sugirió considerar el comunicado del fallecido Jorge Vergara, que hace 10 años añadió un extra a los estatutos, con un comunicado donde afirmaba que tampoco se contratarían a quienes hubieran alineado para las selecciones de otros países.

Es evidente que el mensaje de un socio no modifica un estatuto, como lo aclara el propio boletín de Chivas fechado el 18 de julio:

“Como nota aclaratoria, para modificar los estatutos del club se requiere el 100 por ciento de los votos de sus accionistas. Es decir, Grupo Ominilife no puede cambiarlos sin el consentimiento y aprobación del resto de los socios minoritarios”.

Además, en la misiva se refirieron al agregado que Jorge Vergara, fallecido en 2019, hiciera al respecto –tras dejar su huella en sus 17 años al frente de la entidad–.

“Cabe aclarar que durante la gestión de Jorge Vergara (q.e.p.d) al frente del club, se amplió la auto restricción de jugadores que podían formar parte del equipo, la cual se publicó mediante un comunicado el 7 de noviembre de 2012, mismo que decía: ‘En el Guadalajara, única y exclusivamente se admitirán jugadores mexicanos y quienes elijan jugar con la Selección Nacional Mexicana… A 10 años de distancia y después de varias sesiones de análisis y consenso con las áreas deportivas y legales de la institución, el Club Deportivo Guadalajara ha determinado dejar sin efecto dicho DECLARACIÓN (sic) que NO FORMA PARTE DE LOS ESTATUTOS DE NUESTRA INSTITUCIÓN (sic)”.

La formulación de poner solo altas o mayúsculas denota la claridad altisonante claridad pretendida en el mensaje central.

¿Qué sucede entonces con lo dicho por Jorge Vergara, hombre visionario y carismático? ¿Es una traición de su hijo? Para nada, esto se llama institucionalidad, el carácter institucional por delante de cualquier otro elemento o miembro de la misma entidad, lo que le confiere estabilidad y perdurabilidad. Cada empresa tiene sus valores y principios con una normativa, es decir, garantías para que se respete justamente una identidad.

LO SAGRADO DE LA IDENTIDAD

Contra lo que pudiera pensarse, hubo quien pensaba que la llegada de Jorge Vergara en octubre de 2002 no sería benéfica para la identidad chiva debido al aburguesamiento que permitía o, incluso, fomentaba.

El 27 de enero de 2012 el antropólogo chiapaneco Andrés Fábregas Puig que escribió el libro Lo Sagrado del Rebaño dio una entrevista exclusiva a quien esto escribe y que fue publicada en ESPN, en la cual afirmó que la política de jugar solo con jugadores mexicanos era algo único en el futbol mundial.

“Este equipo ha pasado por dos grandes etapas, uno donde se convierte el más grande símbolo popular y nacional jugando sólo con jugadores mexicanos.

“La segunda es cuando se le maneja como empresa, como una fábrica productora de jugadores y se notan elementos nuevos que nos hacen pensar que la anterior acabó y que hasta podríamos llegar a ver aquí a jugadores extranjeros en el equipo, porque ya es una concepción puramente empresarial, con sólo consideraciones de tipo financiero”, expuso Fábregas Puig quien incluye en su libro reflexiones sobre el futbol como integrador de identidades.

Algo que inquietaba al antropólogo era la visión mercantilizada de la directiva y que, a su juicio, podría acabar con la mística del club.

“Lo que importa es vender jugadores, y que obviamente deben ser mejores los que se van, hará que este equipo quede en desventaja con sus contendientes. No será una fábrica de futbol, sino de jugadores.

“Habrá más jugadores como el ‘Chicharito’ Hernández, que sean vendidos a Europa y ya no regresan, salvo que ya su vida deportiva esté por terminar”.

La esperanza, decía el profesor, es que Vergara vendiera al equipo a otro empresario que no quiera sólo el negocio sino también el futbol. De esta charla hace ya 10 años y casi 10 meses apareció el comunicado del jefe de la familia Vergara con las restricciones para contratar a jugadores, anuladas ahora.

SINCRETISMO QUE JUEGA

La historia del equipo más mexicano se salpica de diversos momentos en los que esta regla no ha permeado en el resto de los departamentos del club tapatío.

Los colores de su uniforme están inspirados en la bandera de Francia, decisión del belga Edgar Everaert, quien creó a inicios del Siglo XX el Union Football Club, en el que jugaban en un inicio algunos de sus compatriotas junto con franceses y mexicanos, que en 1906 cambió su nombre al de Guadalajara. Ha tenido innumerables estrategas extranjeros, además de que muchos de ellos jugaron o dirigieron al archirrival América, entre ellos los argentinos Miguel Ángel ‘Zurdo’ López, Ricardo La Volpe y Óscar Ruggeri; así como el holandés Leo Beenhakker, entre otros. Uno de los primeros timoneles más queridos fue el húngaro Árpád Fekete, quien participó de 1958 a 1960 en su era como Campeonísimo al obtener dos títulos de Liga y uno de Campeón de Campeones.

El himno de las Chivas más representativo es el creado en 1993 por un argentino, Luis Aguilé, quien inmortalizó en su letra el término ‘chivahermano’, granado con Mariachi Vargas de Tecalitlán y la voz de José Manuel Correa.

El sincretismo está siempre presente en todos los órdenes y ámbitos. Se trata de la amalgama de diferentes expresiones aparentemente opuestas que conforman una tradición. El futbol está lleno de estos ejemplos y Chivas no es la excepción.

El falso nacionalismo o patrioterismo es un cáncer. También conocida como chauvinismo o chovinismo, es la creencia narcisista de que el propio país o región a la que se pertenece es lo mejor en cualquier aspecto.

Esta visión reducida no solo sesga oportunidades, sino que también es una traba de crecimiento. Además es automáticamente una actitud xenofóbica o rechazo a lo extranjero, que en estos tiempos de cultura global es reprobable. ¿No es acaso lo mismo que experimentan los mexicanos migrantes discriminados en otro país? ¿Por qué entonces hacer lo mismo con otros?

El futbol inició en México gracias a que mineros de Reino Unido llegaron a principios del Siglo XX y en las décadas siguientes astros de diferentes países enriquecieron e incluso enseñaron a los mexicanos a jugar este deporte y dejaron escuela, como en su momento el italiano-argentino Renato Cesarini, en los años 60. El desfile de astros importados aplaudidos por los fans es grande.

¿Por qué no sacudirse este lastre? Ya basta de poses xenófobas que nada aportan. Lo mexicano no es lo peor, como tampoco lo mejor en todo. Tampoco el futbol de México es el país. El ser humano es una suma de colores, sabores, razas y aprendizajes. Para ser mejores, hay que abrirse la cabeza y quedar siempre expuestos al conocimiento y la aceptación de los demás. #Ok

Fuentes externas: Notas del autor en ESPN y sus columnas en Forbes.com.mx, el Heraldo de México y Fan Datos de CID Consultoría

¿Quién es Héctor Quispe?

Periodista y mercadólogo. Dirige CID Consultoría, casa de soluciones en cifras y contenidos enfocados en el fan y su identidad; es MBA en Dirección y Gestión de Entidades Deportivas, por la Universidad Europea de Madrid; tiene la especialidad de Periodismo Deportivo por el Programa Prensa y Democracia de la Universidad Iberoamericana. Coordina el Diplomado de Periodismo Deportivo Digital en la Escuela Carlos Septién García desde 2019, y da clases en el de Marketing and Communication for Sports Brands, en la Universidad Anáhuac. Su análisis es consultado por diferentes medios en torno a negocios y deporte: MKT & Business, Playboy MX & Latam, Red Forbes, MedioTiempo, Expansión, El País, Fox News, Telemundo, Televisa: Noticieros, Foro TV, TUDN e Infobae, entre otros. Es coautor del libro “Cómo hacer Periodismo Deportivo. Una visión Iberoamericana”, y publica esta columna cada jueves en la multiplataforma de Reporte Índigo.

Salir de la versión móvil