Optimismo petrolero y los contrastes del Litio

en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2023 aún no se consideran recursos para la empresa del Estado Litio para México

en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2023 aún no se consideran recursos para la empresa del Estado Litio para México

Comparte esta nota

En el Paquete Económico presentado la semana pasada por la Secretaría de Hacienda al Congreso de la Unión hay una percepción muy optimista sobre lo que puede ingresar a las arcas públicas por concepto de la venta de crudo mexicano, incluso, si se mantiene la proyección de producción y el precio del barril de petróleo (calculado en un promedio de 68.7 dólares por barril), 2023 podría terminar con excedentes petroleros por alrededor de 130 mil millones de dólares. Una cifra muy optimista, pero que podría quedar lejana, nos comentan.

Esta cifra, de alcanzarse, suena muy bien en un año que se antoja complicado en el contexto económico, pero del proyecto a la realidad aún hay mucho trecho.

Si algo precisamente se ha percibido como inestable en los últimos años es el precio del petróleo, como ya se ha visto durante la contingencia sanitaria, incluso por otros factores como la guerra en Ucrania, por lo que una fluctuación a la baja, de manera sostenida, tendría un impacto importante en las estimaciones.

Y más allá de que serían recursos que dejarían de entrar en la Hacienda pública hay que considerar que estos excedentes se suelen utilizar precisamente para el subsidio a los combustibles, por lo que el desequilibrio a la planeación presupuestaria no sería menor. Un tema a considerar, sin duda.

Los contrastes del Litio

A pesar del reciente anuncio del canciller Marcelo Ebrard en la primera Convención Binacional entre México y Estados Unidos, organizada por la Sociedad Estadounidense de México (Amsoc, por sus siglas en inglés), acerca del inicio de la producción de baterías para autos eléctricos a partir de octubre, un paso relevante para la electromovilidad en el país, lo cierto es que en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2023 aún no se consideran recursos para la empresa del Estado Litio para México, por lo que aún queda la incógnita de cómo empezará a operar.

En contraste, un anuncio sorpresivo del gobierno de Jalisco sobre la llegada a la entidad de la empresa Solarever Group, de origen chino, la cual incursionará con un proyecto de fabricación de baterías para autos eléctricos en la entidad a través de una inversión millonaria, parece también ser una señal de que el sector puede crecer. Veremos.

Salir de la versión móvil