La gente que sobresale en cualquier ámbito siempre provoca diversas reacciones en los demás. Foto: Especial

No es hacer más, es hacerlo mejor

La cultura extendida del ‘kilo’ nunca ha llevado a ninguna parte. No se trata de cuánto haces, sino de cómo lo haces. ¿Cómo puedes conseguir este enfoque estratégico que te hará sobresalir en tu negocio o profesión? Trabajaba solo de lunes a jueves mucho antes de que se hablara de las jornadas laborales de cuatro […]

La cultura extendida del ‘kilo’ nunca ha llevado a ninguna parte. No se trata de cuánto haces, sino de cómo lo haces. ¿Cómo puedes conseguir este enfoque estratégico que te hará sobresalir en tu negocio o profesión?

Trabajaba solo de lunes a jueves mucho antes de que se hablara de las jornadas laborales de cuatro días. Y no era que trabajara menos o que fuera flojo. Todo lo contrario. Era el mejor reportero del periódico El Economista, donde se llevaba la nota de ocho columnas cuatro de cinco días de la semana.

Era el México de los años previos a la crisis financiera global provocada por la burbuja inmobiliaria. Conocí a Felipe Morales Fredes cuando José Manuel Herrera me invitó a trabajar con él como editor de la sección Valores y Dinero.

Desde la primera semana trabajando juntos, me sorprendieron el enfoque y disciplina de Felipe. Amaba lo que hacía, se metía a fondo en los temas y, más que periodista, parecía analista experto en finanzas públicas.

Nacido en Chile, pero ya con varios años en México, Felipe manejaba una agenda de notas exclusivas todos los días. Por eso sobresalía: porque mientras sus compañeros se conformaban con boletines o conferencias de prensa, él dejaba desde los jueves en la noche su agenda de temas propios para toda la semana con título, síntesis, enfoque y hasta gráficos propuestos.

Mientras los demás iban por el ‘kilo’ de notas de relleno, él iba por temas de investigación. Mientras los demás terminaban temprano los jueves y se iban a la cantina, él se quedaba hasta tarde trabajando su planeación semanal, pero gracias a eso podía darse el lujo de descansar viernes, sábado y domingo.

¿Cuál es el secreto detrás de su enfoque y disciplina?

No hay secretos

La gente que sobresale en cualquier ámbito siempre provoca diversas reacciones en los demás: desde sorpresa y admiración, hasta envidia y críticas. La única verdad es que estas personas que destacan no son mejores que las demás. Lo único que hacen diferente es enfocarse.

“El enfoque es poder. Cuando canalizamos toda nuestra energía y atención en un objetivo concreto estamos maximizando nuestras posibilidades de éxito. En la raíz de la falta de resultados de muchas personas se encuentra precisamente esa dispersión y falta de enfoque”, dice el gurú del liderazgo Tonny Robbins.

Lo que aprendí de Felipe y sigo aprendiendo cada día es cómo enfocarme para hacer lo que hago de la mejor manera y no perder el tiempo haciendo ‘kilo’ de nada. Acá te comparto 14 maneras de entrenar tu enfoque y disciplina para destacar en lo que hagas:

  1. Elige metas que sean importantes para ti
  2. Sigue el método SMART: que sean metas específicas, medibles, alcanzables, relevantes y con un tiempo límite para cumplirlas
  3. Establece prioridades
  4. Divide tus objetivos en tareas más pequeñas
  5. Aprende del ejemplo de otros
  6. Elige metas en las que puedas trabajar ahora
  7. Haz un plan de acción
  8. Evalúa las metas que ya lograste
  9. Nunca olvides tus valores
  10. No tengas miedo de soñar en grande
  11. Céntrate en objetivos realistas
  12. Establece un cronograma de acciones
  13. Mantén tus metas simples
  14. Realiza un seguimiento de tu progreso

Pero más allá de seguir estas recomendaciones o no, todo parte de que, hagas lo que hagas, sea con amor, con pasión. Si amas lo que haces, aprenderás cada día cómo hacerlo mejor, te enfocarás y te convertirás en el mejor.

Genaro Mejía es periodista de negocios, mentor, consultor y speaker. LinkedIn Top Voices Latam 2019 y fundador de BAR EMPRENDE.

Te puede interesar

Bar Emprende

¡No me dejes!

En el amor, lo más difícil no es conquistar a alguien, sino mantenerlo cerca de ti. En los negocios funciona igual: es complicado atraer nuevos clientes, pero luego viene el mayor reto, que es hacer que no te abandonen, que se queden con tu empresa. “El reto de cualquier empresa es cumplir con la oferta […]