¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

La Fórmula Uno repite en el Gran Premio de La Toscana el caos que tuvimos hace una semana en el Gran Premio de Italia al detenerse la carrera por choques que bloquean la pista, tema inédito en semanas consecutivas, ambas carreras obligan a segunda en Monza y a una tercera en La Toscana, caos por todos lados, la semana pasada Hamilton pecó de soberbio al meterse a pits, pagar un castigo dando por hecho que regresaba en último lugar, rebasaba a todos y ganaba en lugar de esperar a las ultimas vueltas con menos tráfico, esta vez nadie se le acercó con su dominio incluso en medio del caos por tanto choque. En el US Open, en este atípico torneo, la llamada “Next Gen” asume su cita con la historia, llegaron para quedarse.

JUEAGAZO HISTÓRICO EN EL US OPEN

El US Open se repone del caos y el desánimo que surge después de la expulsión del “Number One”, Novak DJOKOVIC, allá por la tercera jornada del torneo, a Novak le gana el temperamento lanzando una pelota a lo loco que golpea a una juez de línea, se va Djokovic y la estafeta la toma la “Next Gen” que hoy es ya la Generación del 90, que llega a tomar su lugar en la cima del tenis, el alemán Sasha Zverev, el austriaco Dominic Thiem y el ruso Daniel Medvedev nos meten en el tenis del más alto nivel.

¡HAMMER Time!

Lewis Hamilton conduce su Mercedes sorteando como si estuviera en una nueva temporada de X Men, escombros y rivales en un Gran Premio caótico que obliga a los directores de carrera a sacar las banderas rojas y detener hasta por dos ocasiones la carrera para limpiar la pista de autos chocados y escombros, permitiendo que las escuderías cambien llantas y reparaciones menores en carrocerías a sus autos lo que nos lleva a ¡tres arrancadas! En un mismo Gran Premio.

Esto es algo inédito, no visto en varias décadas, y con una coincidencia única, si recordamos que la semana pasada un choque tremendo del Ferrari de Charles Leclerc, durante el Gran Premio de Italia en Monza, obligó a una bandera roja similar regresando los autos a pits y a una segunda arrancada que puso de cabeza la competencia al beneficiar a los autos que ocupaban la segunda mitad de la parrilla lo que trajo esa maravillosa e inesperada victoria del francés Pierre Gasly a bordo de su AlphaTauri – Honda, solo que esta vez el campeonísimo Lewis Hamilton nunca perdió el control de la competencia, incluso la primera arrancada en que Valtteri Bottas lo madruga para asumir un liderato temporal que Hamilton le arrebataría robándole la segunda arrancada.

A partir de esta maniobra y en la caótica carrera que obliga a una tercera arrancada Lewis alcanza el “Nivel Hamilton” con su avasallador estilo que conocemos como el “Hammer Time”, el que no comete errores aun asumiendo riesgos al límite.

Detrás de Lewis hubo grandes peleas, rebases, más caos, Alex Albon de Red Bull se sube por fin a un pódium, Bottas se coloca en su eterno segundo lugar y nuestro Checo Pérez alcanza un discreto 5º lugar… así de fácil…


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Sep 7, 2020
Lectura 4 min

Ago 27, 2020
Lectura 3 min

Desde mi palco

Desde mi palco: ¿Y si Messi se espera?

Alfredo Domínguez Muro


Ago 27, 2020 Lectura 3 min

Ago 23, 2020
Lectura 4 min

Desde mi palco

Desde mi palco: Neuer se roba la Champions

Alfredo Domínguez Muro


Ago 23, 2020 Lectura 4 min

Ago 17, 2020
Lectura 4 min

Desde mi palco

Desde mi palco: Los fantasmas de la Champions

Alfredo Domínguez Muro


Ago 17, 2020 Lectura 4 min

Comentarios