Tras los primeros foros del Parlamento Abierto para analizar la propuesta de Reforma Eléctrica en la Cámara de Diputados, las opiniones de los especialistas en el sector han quedado, de momento, en un segundo plano, detrás de la grilla política, nos comentan.

El lunes 17, cuando se realizó el acto inaugural y la primera mesa para analizar la Reforma Energética de 2013, fueron predominantes los posicionamientos políticos, y llamó especialmente la atención la “cargada” de los gobernadores emanados de las filas de Morena, quienes, encabezados por Claudia Sheinbaum, respaldaron la iniciativa presidencial. Tampoco pasó desapercibido que solo hubo dos representantes de los partidos de oposición: José Rosas Aispuro, gobernador panista de Durango, y el priista Omar Fayad de Hidalgo, quien también preside la Conago.

Inclusive, en las primeras mesas se han destacado más las implicaciones políticas de una u otra reforma, y no se ha centrado lo suficiente en otros aspectos técnicos o medioambientales, por ejemplo, temas que se espera se profundicen más en las próximas sesiones.

Ya se había adelantado que entre los especialistas del sector energético existían muchas dudas respecto a este ejercicio, sobre todo, el hecho de que estos foros sirvieran más como una forma de validar posturas políticas y no tanto para tomar en cuenta las opiniones técnicas. De momento, en este arranque, mucha política y poco debate real.

Pemex, cerca de cerrar el trato

Sería esta misma semana cuando se pueda concretar, de manera oficial, la compra por parte del Petróleos Mexicanos de la refinería de Deer Park, en Texas, Estados Unidos.

Apenas ayer, el propio presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que el recurso, por 20 mil millones de pesos, ya estaba disponible para que la empresa los use para cerrar la transacción.

El total de la compra sería por mil 600 millones de dólares, alrededor de 32 mil millones de pesos, y por lo que ha dado a conocer la administración federal, estos recursos saldrán de un préstamo bancario de alrededor de 500 millones de dólares y, el resto, del Fondo Nacional de Infraestructura. Así que ya son solo algunos detalles los que faltan para oficializar la operación. Ahora, el problema que sigue estando latente es la capacidad de extracción para surtir a esta y a las otras refinerías en manos de Pemex. Veremos.