Este jueves el PAN de Nuevo León lanzará la convocatoria para la elección del nuevo dirigente estatal, según anunció ayer la líder albiazul en el Estado, Sandra Pámanes.

A simple vista el principal perjudicado con esta decisión sorpresiva es el ex alcalde de San Nicolás, Zeferino Salgado,  uno de los dirigentes de la neocúpula panista que encabeza también el senador Raúl Gracia y el diputado federal Fernando Larrazabal.

Salgado había manifestado públicamente su intención de ser el nuevo presidente del CDE

panista, sin embargo los plazos previstos no le beneficiaban, por lo cual buscaba posponer la elección unos meses para que pudiera concluir en diciembre su encargo como director del Centro SCT de Nuevo León.

Eso ya no será posible y Salgado tendrá que replantear su proyecto político.

“Chefo” tendrá ahora que renunciar anticipadamente a su cargo en la SCT y olvidarse de inaugurar las obras del par vial Constitución y Morones Prieto, si pretende manejar a partir de octubre el PAN con miras a la elección del 2015.

¿Le interesará todavía asumir a Zeferino Salgado la dirigencia estatal del PAN bajo las condiciones actuales?

Hace una semana, aquí en Reporte Indigo escribimos sobre la confrontación que provocó entre Fernando Larrazabal, Raúl Gracia y Zeferino Salgado, los líderes de la Santísima Trinidad, el nombramiento de Juan Carlos Ruiz como coordinador de la fracción panista.

Por lo pronto, empiezan a circular nombres de posibles interesados en registrarse en la convocatoria para dirigir al PAN: Alfredo Rodríguez, Hernán Salinas, Mauro Guerra, Marcos Mendoza, Luis Alberto García y Baltazar Martínez, ya están preparando papelería para un eventual registro.

Van contra movimiento

Graves y silenciosos actos de represión y de abuso se están cometiendo en Nuevo León contra  integrantes del movimiento #Yosoy132, organización que encabeza las principales protestas contra el presidente electo de México, el priista Enrique Peña Nieto.

El domingo, en una carrera organizada por Televisa en el Parque Fundidora, simpatizantes de este movimiento desplegaron mantas contra la empresa, pero entonces fueron interceptados por guardias de ese espacio que es considerado público.

Los vigilantes de Fundidora, que encabeza el cuestionado Francisco Morales Purón, intentaron arrebatarle la manta a los jóvenes, sin embargo el espontáneo apoyo de competidores a los muchachos obligaron a los vigilantes a desistir de su despojo.

No ha sido el único acto de autoridad en contra del movimiento.

La semana pasada la Policía Federal gritó a los cuatro vientos la captura en Nuevo León del joven Eduardo Mendoza Camarero,  acusado de formar parte de una red de pornografía infantil.

Será coincidencia, pero Mendoza Camarero está identificado también como el webmaster de las redes sociales y de internet que utiliza el movimiento #yosoy132 en Nuevo León, quienes han calificado la detención como ilegal.

También la UANL ha comenzado a fichar a los estudiantes universitarios que participan en esta agrupación y que han organizado protestas, incluso dentro de Ciudad Universitaria. La Uni ya prepara medidas contra estos jóvenes.

¿Tan pronto se deja ver el régimen autoritario que caracterizó a los gobiernos priistas?