“Hace cinco años me detectaron cáncer de mama, tenía 35 años. Yo pensaba que, si bien ninguna estábamos exentas, a mi edad era menos probable, pero no. Lloré mucho al confirmar lo que significaba una bolita en mi seno izquierdo. No sabía cómo decirle a mi familia, no quería morir, pero tampoco quedarme sin senos.

“El cáncer había avanzado y yo no lo había notado, mis senos dolían y, a veces, veía mi pezón hundido; pero, por pena e indiferencia no me checaba. Hoy sé que revisarte cada mes es una obligación”, este es el testimonio de Lourdes Hernández, una sobreviviente.

Comienza octubre y, con ello, la campaña de concientización del cáncer de mama. Una enfermedad silenciosa que puede llevarte a la muerte.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Púbica, el cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente entre las mujeres alrededor el mundo. En México, representa la primera causa de fallecimientos en este sector de la población.

El instituto ha destacado que, en los últimos años, el número de muertes causadas por esta enfermedad ha aumentado de forma alarmante, principalmente, por el retraso en el inicio del tratamiento; ya sea por la tardanza en la búsqueda de atención médica o por la demora en el sistema de salud, particularmente al dar el diagnóstico definitivo.

Datos del INEGI señalan que, en las mujeres, el cáncer de mama ocupa el primer lugar en las causas de muerte, le sigue el tumor del cuello uterino, y el tumor de ovario. Entre enero y agosto de 2020, se registraron más fallecimientos en mujeres que en hombres por cáncer de mama. Lo que ubica a este tipo de tumores malignos como la cuarta causa de muerte, en general, para ese periodo en México.

“Alicia ya no vive para contar su experiencia en el camino del cáncer de mama. Su mamá falleció de lo mismo un año antes que ella. Cuando se lo detectaron tenía poco de haberse divorciado, por ello no lo detectó a tiempo, pues estaba digiriendo la infidelidad de su esposo. Una vez que lo detectó y comenzó a atenderse en el Fucam, no dejo ni un día de disfrutar la vida. Tenía dos hijos.

“Cuando la dieron de alta se dedicó en cuerpo y alma en concientizar y acompañar a las chicas de nuevo ingreso, hasta que el cáncer la llevó a dormirse para siempre”, Fabiola, otra superviviente y amiga de Alicia.

El cáncer de mama es el tipo de cáncer más frecuente en el mundo, así lo informó la Organización Mundial de la Salud (OMS); en 2020 fue el de mayor incidencia, superando al cáncer de pulmón, con 2.3 millones de nuevos casos, es decir, casi el 12 por ciento del total de los diagnósticos de la enfermedad.

Al respecto, el doctor Ren Minghui, subdirector general para Cobertura Sanitaria Universal y Enfermedades Transmisibles y No Transmisibles de la OMS, advierte: “El cáncer no debería ser una sentencia de muerte para nadie en ningún lugar del mundo”.