La Ciudad de México está sumida en el abandono por parte del Gobierno de Morena. La negativa de la Jefa de Gobierno de hacer público el tercer informe de la Línea 12, demuestra que no le importa encontrar la verdad, no quiere que haya justicia para las 26 personas que fallecieron y no siente dolor por las personas que viven con lesiones por el derrumbe del Metro.

Amagar a la empresa DNV con la rescisión del contrato, con la presentación de una demanda civil en su contra y esconderse bajo el pretexto del conflicto de interés de un trabajador de esa empresa para no hacer público el informe, es el rostro claro de este Gobierno. Que miente, detesta la transparencia y usa los impuestos de los mexicanos a su conveniencia.

Claramente la administración de Claudia Sheinbaum es responsable del colapso de la Línea 12 por eso no quieren que se sepa la verdad.

Un medio de comunicación internacional informó que tuvo acceso al tercer informe y en su análisis detalla que uno de los factores que ocasionaron el derrumbe de la Línea 12 y la muerte de 26 personas, fue la falta de mantenimiento, de la cual es responsable la administración de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, particularmente de su excolaboradora Florencia Serranía.

En Morena quieren peritajes a modo, donde se les quiten responsabilidades, por eso ahora se van a ir contra la empresa que ellos mismos contrataron.

Es inhumano lo que están haciendo. Dijeron que habría imparcialidad e independencia en la investigación de lo ocurrido en la Línea Dorada, pero al rechazar lo que contiene el informe demuestran que lo que buscaban era opacidad y encubrir sus corruptelas.

Ninguna persona está en la cárcel. No hay empresas inhabilitadas ni servidores públicos vinculados a proceso. Pero eso sí, han premiado a la señora Serranía Soto con un cargo honorífico dentro del Conacyt.

En la capital del país hay un grito de justicia, pero a la jefa de Gobierno eso no le importa, porque hemos visto cómo deja sus responsabilidades para irse con todo y sus operadores políticos al estado de Hidalgo.

Claudia Sheinbaum debe dejar de ser jefa de Gobierno para que se investigue lo que sucedió con la Línea 12. No puede ser juez y parte.