¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

El argumento que empiezan utilizar los legisladores locales de Morena y Movimiento Ciudadano respecto a su votación a favor del incremento de los impuestos vehiculares y por emisiones atmosféricas no se sostiene.

Ahora, los diputados dicen en corto que fueron ‘engañados’ o que siguieron la línea de sus coordinadores o de sus dirigencias.

Lo primero que habría que resaltar es que, de ser cierto, se confirma que sólo es un grupo muy reducido de personajes quienes toman las decisiones en el Congreso, y lo segundo es que muy probablemente los diputados ni siquiera se toman el tiempo de leer todos los dictámenes (mucho menos el del presupuesto), aún con todos los asesores legislativos con los que cuentan las bancadas.

Pero esa excusa simplemente no cuadra, sobre todo si se toma en cuenta que los aumentos se contemplaban desde que el gobierno estatal entregó la propuesta el 26 de noviembre y numerosos reportes periodísticos dieron cuenta de ello.

Si esa es su estrategia para intentar salvar un poco de su prestigio ante su electorado o ante la opinión pública, lo único que van a lograr es aumentar su descrédito. Mal por donde se le vea.

‘Tarifazo’ atentaría contra derechos humanos

La organización civil Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, A.C. (Cadhac) emitió un contundente comunicado rechazando la posible alza al transporte público que pretende autorizar el gobierno de la entidad, argumentando que esta medida sería un atentado directo ‘contra los derechos de los usuarios’ y haría aún más inaccesible el derecho a moverse libremente en la ciudad.

De igual forma se afirma que este aumento sería injustificable por parte de los permisionarios y del gobierno pues la situación actual del sistema de transporte no ofrece la cobertura necesaria en conectividad y presenta bajos niveles de calidad y seguridad ‘que ponen en riesgo la integridad de quienes se mueven en ellos’. Sin duda un pronunciamiento fuerte, pero lleno de verdad.

Lo que le faltaba a ‘El Bronco’

Como si no fuera suficiente la controversia por el aumento al costo de distintos derechos, a la controversia por un posible alza en el costo del transporte y la falta de recursos federales para inversión en infraestructura, a Jaime Rodríguez Calderón también podría alcanzarle la crisis de desabasto de gasolina que ha azotado al centro del país.

Aunque en el estado aún no se ha generado una problemática al grado de otras entidades, lo cierto es que ya empiezan a recibirse reportes de falta de combustible (sobre todo premium) en algunas estaciones de la zona metropolitana, y con la estrategia que está siguiendo el gobierno federal, nadie puede prever si estos hechos aislados pueden crecer.

A ‘El Bronco’ sólo le queda rezar para que esto no ocurra.


* Esta opinión no refleja la del periódico
Comentarios