¿Quién citó a Hernán Belden en un motel de paso? ¿Cuál era el asunto que trataría en una habitación? ¿Fue un hombre o una mujer quien lo convocó en este lugar? ¿Qué hizo que dejara la habitación? ¿Otra llamada telefónica?¿De la misma persona que le pidió reunirse en este punto?

El registro de llamadas del teléfono celular del empresario sampetrino es una de las claves importantes para dar con los captores y asesinos del panista.

Lo cierto es que el caso se enreda más conforme pasa el tiempo y los nuevos datos que arroja la investigación de la Procuraduría estatal no ayudan a despejar dudas básicas.

Hoy lo único claro a un mes del asesinato de Belden es que el móvil de este crimen está en el entorno de las actividades de Belden y su círculo cercano político y/o de negocios.

Hay otra pregunta clave que sigue sin responderse: ¿La indiscreción que cometió el alcalde Mauricio Fernández al revelar el secuestro de Belden influyó en la decisión de los captores de asesinarlo?

La información del GPS, que ventiló el domingo el procurador Adrián de la Garza, pone en entredicho la versión de Fernández, quien ha asegurado que cuando anunció a los medios el secuestro de Belden éste ya estaba muerto.

¿Otra vez Villalobos mete las manos en el PAN?

El Comité Ejecutivo Nacional del PAN vetó primero a Mauro Guerra, panista cercano al senador Raúl Gracia, para la dirigencia estatal en Nuevo León.

Pero ahora el CEN impulsa para este cargo a José Alfredo Pérez Bernal, síndico en la planilla de la alcaldesa electa de Monterrey, Margarita Arellanes.

¿Está Jorge Villalobos, ex secretario particular de Gustavo Madero, metiendo sus manos en el proceso para elegir el nuevo líder blanquiazul? ¿Sigue operando el polémico abogado Edelmiro Sánchez los asuntos del PAN de Nuevo León?

José Alfredo Pérez Bernal hoy surge como el panista con mayores posibilidades de asumir por los próximos tres años la dirigencia estatal del PAN de Nuevo León.

Pero Pérez Bernal fue designado síndico en la planilla de Margarita Arellanes no por ella, sino precisamente por el Comité Ejecutivo Nacional.

Lo primero que tendría que hacer Pérez Bernal, en caso de que se registre esta semana como aspirante a la presidencia del PAN, será desligarse de Jorge Villalobos y de Edelmiro Sánchez.

La sacudida que viene en el Gobierno del Estado

Las versiones de los cambios en el Gobierno del Estado, pasando el tercer informe, siguen cobrando más fuerza en los círculos de la administración estatal del gobernador Rodrigo Medina.

Además de la salida del contralor Jorge Manjarrez, se asegura ahora que Carlos Almada, ex vocero del presidente Ernesto Zedillo, dejará por fin la Oficina Ejecutiva de la Gubernatura.

Hay más nombres de funcionarios estatales que tienen un pie afuera de la administración estatal: Juan Manuel Parás, Felipe González, Luis Treviño Chapa y Emilio Rangel Woodyard.

La llegada de Eduardo Bailey, ex diputado federal del PRI, se da por un hecho, así como el ascenso de Filiberto Ceceña a la Subsecretaría de Gobierno.

Incluso se esperan ajustes  en la Secretaría de Finanzas y Tesorería General del Estado, que encabeza Rodolfo “El Maromas” Gómez.