¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Tanto que presume Mauricio Fernández su administración en San Pedro. No sólo su blindaje en materia de seguridad, también su hacienda y su legalidad municipal.

Pues durante la semana pasada varios empistolados circularon a plenas 5:00 de la tarde por el centro sampetrino y cuando los persiguieron chocaron contra otros dos vehículos y huyeron fácilmente a pie por el blindado municipio.

Y por otro lado sus proyectos de Asociación Pública-Privada APP’s nomás no funcionaron y ya se le acabó el tiempo.

Por negligencia en algunos casos,  en otros por evidentes trampas, donde por cierto están involucrados funcionarios priistas como Raymundo Pérez Lancón, un viejo pájaro de cuenta.

Así empieza Mauricio su recta final al frente del Ayuntamiento: Sin cámaras para el San Pedro Net y con un contrato leonino con la supuesta empresa tecnológica TICSA.

Luego, sin cuarteles de seguridad en Valle Oriente y en la avenida Díaz Ordaz.

También, sin cajones de estacionamiento y parquímetros en el centrito, donde siempre hay pleito porque los propietarios de negocios dicen que cualquiera se estaciona frente a sus comercios aunque no vayan a ellos.

Ya no hablemos de los globos aerostáticos con cámaras conectadas al C-4 que prometió el munícipe.

La única idea original que sí disfruta mucho la gente es el cierre de Calzada San Pedro el domingo, para que todos corran y circulen en bici, y que Mauricio llamó “San Pedro de Pinta”.

Esta sí es la innegable, de todos conocida, vocación del alcalde.

GUTIÉRREZ MUGUERZA SE IMPONE A MEDINA

La semana pasada Francisco Morales Purón tenía que haber renunciado a su cargo como director del Parque Fundidora, pero lo único que hizo este funcionario de segundo nivel fue exhibir la debilidad del gobernador.

La salida de Morales Purón, cuestionado por favorecer a familiares con contratos y por nepotismo, era parte del pacto que hizo el mandatario estatal con la IP regiomontana.

Las renuncias de Luis Eugenio Todd y de Mario Guerrero formaban parte de ese acuerdo cupular que obligó a Medina a pedirles sus cartas de renuncia a los dos.

Pero no pudo con Morales Purón y su padrino el empresario Sergio Gutiérrez Muguerza, quien dejó muy claro quién manda realmente en Fundidora.

Hace una semana, Morales Purón habría sido citado en la Contraloría estatal para convencerlo con un pesado expediente suyo, de que se había convertido en un lastre y ya no podía continuar en el Parque Fundidora.

Morales Purón casi salió llorando de las oficinas de Jorge Manjarrez, pero no renunció y se fue a buscar a Sergio Gutiérrez Muguerza, presidente del consejo directivo de Fundidora.

El empresario acerero publicó un desplegado donde colocó a Morales Purón casi casi a la altura de la madre Teresa de Calculta y se anticipó al mismo contralor Jorge Manjarrez, dando a conocer los supuestos resultados de la auditoría.

¿Tan bajo anda el gobernador priista Rodrigo Medina que ya no puede remover a sus propios funcionarios, o será que como dice Gutiérrez Muguerza,  él es realmente quien decide sobre el nombramiento del director?

LA JUGADA DE CRISTINA DÍAZ

A propósito del endeble gobernador Rodrigo Medina, quien anda muy movida últimamente es la virtual senadora por Nuevo León Cristina Díaz, secretaria general del PRI nacional.

Díaz ha sostenido reuniones de acercamiento y de apoyo con los personajes que forman parte del círculo de poder en Nuevo León, entre políticos y empresarios.

Claro, Díaz no revela qué pretende con su activismo, pero quizás sólo quiere estar lista por si se concreta la renuncia del mandatario estatal.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Mar 1, 2016
Lectura 3 min

Ene 11, 2016
Lectura 3 min

Oct 11, 2015
Lectura 3 min

Jul 15, 2014
Lectura 3 min

Comentarios