El presidente Felipe Calderón continúa en su país de las maravillas y ayer en su visita a Monterrey quedó más que demostrado.

Esta vez el mandatario federal no vino a Nuevo León en plan incendiario, ni con la intención de exhibir la inseguridad en un estado priista.

Incluso este tema –el más importante para los regiomontanos en la actualidad- no fue abordado públicamente por Calderón en ninguno de los discursos que encabezó ayer.

La verdad es que suena muy raro que Calderón haya visitado uno de los estados más violentos en el país y no mencionara el tema de la seguridad, considerando sus anteriores visitas.

Sólo hay que recordar las palabras que soltó Calderón la vez anterior que vino a Monterrey cuando encabezó la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, donde aprovechó para aventarse contra las autoridades locales.

Lo que sí hizo ayer Calderón en su rápida gira por tierras regias fue sostener una encerrona privada de seguridad con el gobernador Rodrigo Medina y los generales encargados de la Cuarta Región Militar y Séptima Zona Militar del Estado.

Guerra por ‘el hueso’ entre legisladores

El día de ayer quedó integrada la Comisión de Coordinación y Régimen Interno del Poder Legislativo, la Cocri, que será encabezada por el panista Juan Carlos Ruiz, coordinador del

grupo legislativo del PAN.

La vicepresidencia estará a cargo del priista Édgar Romo y como secretario quedó Juan Antonio Rodríguez, diputado del PANAL.

Con la instalación de esta comisión arranca también la disputa de los principales cargos y comisiones legislativas del Congreso del Estado y la carrera por colarse a la nómina legislativa.

La Cocri propone a los integrantes de las comisiones legislativas y decide sobre el personal de los órganos de soporte técnico y de apoyo del Congreso, como son la tesorería, la oficialía mayor, la dirección de comunicación social, entre otras.

Ayer, en su primera sesión ordinaria los diputados aprobaron un exhorto a la Profeco, presentado por el diputado del PT Guadalupe Rodríguez, para que vigile el precio del huevo en Nuevo León.

Sí, del huevo.

La madrina de Ildefonso

El ex diputado federal por Nuevo León, Ildefonso Guajardo Villarreal, es el único regiomontano que aparece en el equipo de transición del presidente electo Enrique Peña Nieto.

El ex diputado federal fue designado como vicecoordinador de política económica reportando directamente a Luis Videgaray, coordinador general para la transición gubernamental.

Hay algunos que en la política tienen padrinos, pero Guajardo Villarreal ha demostrado que tiene una gran madrina y se llama Beatriz Paredes, ex líder del PRI nacional.

Por cierto, el compadre de Enrique Peña Nieto, Felipe Enríquez, ex candidato a la Alcaldía de Monterrey, no apareció ayer en la lista del equipo de transición, por lo pronto.

Una pregunta:

¿De qué habló el gobernador Rodrigo Medina con Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública Federal, el lunes en Palacio Nacional al finalizar el Sexto Informe de gobierno del presidente Calderón?