La transición en el Municipio de San Pedro, entre el alcalde saliente Mauricio Fernández y el entrante Ugo Ruiz, no pinta para ser ninguna luna de miel y el proceso se está poniendo algo arisco.

Hay un tema que está provocando algo de encono entre Fernández y su delfín político, se trata de los 28 policías municipales de San Pedro que no pasaron las pruebas de control de confianza.

Los mandos militares de Nuevo León ya le exigieron a Mauricio Fernández que separe de la corporación a estos efectivos municipales, sin embargo el edil panista hizo como que la virgen le habla.

La desobediencia de Fernández provocó reclamos al general Noé Sandoval, comandante de la Cuarta Región Militar. Y es que otros munícipes reclamaron al general  que trate a todos por igual, porque a ellos les exige y a Mauricio le permite violar las reglas.

Ugo Ruiz es de la idea de que estos elementos deben de ser dados de baja de la Policía de San Pedro, sin embargo Fernández piensa que deben ser reubicados dentro de la administración municipal.

El enlace entre el PAN y Medina

El nombre de Edelmiro Sánchez, un ex priista cercano a Gustavo Madero, dirigente nacional del PAN, empieza a hacer ruido en las negociaciones que se están realizando para que Mauro Guerra asuma la dirigencia estatal.

Sánchez actúa como una especie de enlace entre el gobernador Rodrigo Medina y los líderes del grupo de la Santísima Trinidad que controla el PAN de Nuevo León.

Un empresario que tiene tanto poder en el PAN, que no hay funcionario del CEN albiazul que no le tome la llamada ni tampoco en el Gobierno del Estado. Eso dicen.

Por cierto, el diputado federal Fernando Larrazabal está de acuerdo con la designación de Mauro Guerra como líder albiazul.

Sukarne contrata al despacho divino

La empresa Sukarne que pretende instalar una planta ganadera en el municipio de Montemorelos contrató los servicios del bufete legal Santos Elizondo, conocido como el despacho divino.

Este polémico proyecto impulsado por el empresario sinaloense Jesús Vizcarra no ha podido conseguir en Nuevo León las autorizaciones ambientales para construir este desarrollo agropecuario en la zona citrícola.

Entre los socios de este despacho se encuentra Luis Santos de la Garza, Napoleón Cantú Cerna, Luis González Parás, hermano del ex gobernador Natividad González Parás.

El abogado que está defendiendo los intereses de la empresa Sukarne es Luis Mendoza, hermano del ex senador priista Jorge Mendoza, actual coordinador de los diputados federales del PRI por Nuevo León.

¿No representa acaso un conflicto de intereses que Luis Mendoza cobre en Agua y Drenaje de Monterrey como secretario técnico del Consejo de Administración y a la vez litigue asuntos en tribunales?