¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Pese a la victoria pírrica (el tiempo dará la mejor de las respuestas) que ha significado que el legislativo haya consumado la entrega del petróleo a las famosas multinacionales del ramo, uno de los representantes camarales, Don Beltrone, no aguantó los deseos de imitar a Antonio López de Santa Anna, a Agustín de Iturbide o a Maximiliano, cuando soltó lo mejor que tiene, la lengua.

Van dos definiciones de lo que significa la hipocresía:

-Es un impostor que aparenta tener una cualidad, opinión o sentimiento.

-Se aplica a la persona que actúa con hipocresía, fingiendo en público tener ciertas ideas o ciertos sentimientos, pero opinando o sintiendo en realidad otros distintos o contrarios.

Por ello, cuando Manlio Fabio Beltrones o Don Beltrone, calificó de “hipócritas nacionalistas” a quienes defienden o defendieron a Pemex, tratamos de buscar en el inconsciente del diputado priista sonorense, exgobernador, exsubsecretario de Gobernación, exsenador y frustrado aspirante a la candidatura presidencial, algo que permitiera llegar al origen y a los muchos porqués de abrir la boca de tal forma.

Si partimos de la base que estas palabras son oportunistas, que reflejan una mera simulación y que son parte del juego de reptar en ciertas coyunturas, al final del día el nombre Manlio Fabio Beltrones tiene un sinónimo, que es la gelatina, por aquello de que se adapta a cualquier molde.

Vamos al recuerdo: durante el sexenio de Felipe Calderón, y con la autonomía que contaba como senador, pues en esos momentos la etapa del Tlatoani priista estaba extinguida, Don Beltrone apareció como uno de los fuertes impulsores de iniciativas de ley y reformas constitucionales, como la Reforma del Estado (2007) y la Reforma Energética (2008).

Para esos tiempos Beltrones Rivera ya buscaba la candidatura del PRI a la Presidencia de la República.

El proyecto de Reforma Energética del entonces legislador de la Cámara alta, consideraba el dominio nacional sobre los hidrocarburos, además de dotar de autonomía de gestión a Pemex y establecer la figura de consejeros profesionales en su Consejo de Administración. 

Por supuesto, el exgobernador de Sonora jamás consideró sacar a Carlos Romero Deschamps de la jugada multimillonaria que es el sindicato.

Lo que en el 2008 impulsó el ahora controlador de los diputados también tomó en cuenta un nuevo régimen de contratos incentivados para obras y servicios y la Ley para el Aprovechamiento de Energías Renovables y Financiamiento de la Transición Energética ¿Quedó algo de esto o se tomaron en consideración en las recientes modificaciones de los artículos 25, 27 y 28 constitucionales?

En sus inicios de lo que hoy es, Don Beltrone fue nacionalista, muy nacionalista. Era el final del sexenio del “arriba y adelante” de Luis Echeverría. En la etapa de José López Portillo, Manlio aplaudió a rabiar aquella frase de “ya nos saquearon, no nos volverán a saquear”.

Pocos meses después el actual líder de los diputados tricolores,  junto con toda la clase política priista, también aplaudió hasta el cansancio el nuevo mecanismo para seguir saqueando a México a través de la banca. Fue en la administración de Miguel de la Madrid Hurtado y su “Renovación moral de la sociedad (…)”.

El pasado y el presente de Manlio Fabio Beltrones lo revelan o develan como el maestro de la hipocresía revolucionaria, o de aquellos “chaqueteros” de los que se hablaba en los tiempos de Vicente Lombardo Toledano y Fidel Velázquez. Concepto que hizo famoso Jesús Martínez, “Palillo”, cuando se refería a los “políticos chaqueteros” de aquel momento. 

Hoy, “Don Beltrone” es un consumado neoliberal. Como la gelatina, pues.

Seguramente, de haber sido contemporáneo de Vicente Guerrero, lo habría tachado de hipócrita nacionalista, cuando expresó que “La patria es primero”.

¿Perdón, pero quién es el hipócrita nacionalista?

Las casualidades del periodismo

Después de aprobada la Reforma Energética, no fue casual la reacción que tuvieron los periódicos más influyentes entre los dueños del dinero del planeta; The New York Times, The Washington Post, The Wall Street Journal, Le Monde y hasta el Diario Oficial de la Federación. 

Todos festinaron y festejaron la reprivatización de Petróleos Mexicanos, entre otras cosas. 

De alguna manera empezaron a comentar el manjar que las multinacionales petroleras tendrán en México. 

Los casos de Irak y Kuwait

En el lapso 1990-1991, en el Golfo Pérsico se realizó una operación militar conocida mundialmente como “Tormenta del desierto”. 

Fue una guerra librada entre una coalición de 34 países encabezada por la Unión Americana contra las fuerzas militares de Sadam Husein, entonces dictador iraquí, quien había invadido Kuwait para controlar el petróleo. 

De esta forma se liberó a Kuwait, y el mercado petrolero sigue normal.

Doce años más tarde, en el 2003, el gobierno de Estados Unidos, con otra coalición de naciones, decidió acabar con la dictadura de Husein en Irak, so pretexto de armas nucleares, objetivo logrado en el 2011, año en que oficialmente concluyó la “Operación libertad iraquí”.

El petróleo de Bagdad hoy tampoco es problema.

Chiapas y la historia del saqueo

A partir de 1970 en que asumió la gubernatura el doctor Manuel Velasco Suárez, por esa entidad han pasado 14 mandatarios estatales.

Jorge de la Vega Domínguez, Salomón González Blanco, Juan Sabines Gutiérrez, Gustavo Armendáriz, Absalón Castellanos, Patrocinio González Blanco-Garrido, Elmar Zetser Marseille, Javier López Moreno, Eduardo Robledo, Julio César Ruíz Ferro, Roberto Albores, Pablo Salazar, Juan Sabines Guerrero, hasta llegar al nieto del primero de los mencionados, Manuel Velasco Coello.

De todos los gobernadores citados, que en el periodo de 43 años han “administrado” el presupuesto chiapaneco, no hay uno que tenga números transparentes en su gestión.

Por el contrario, la opacidad ha reinado en Chiapas y el resultado de ello afloró hace 20 años, el 1 de enero de 1994, cuando el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, EZLN, dio al traste con el cuento de que México ya era parte fundamental del primer mundo.

Estos antecedentes vienen a colación, porque Manuel Velasco Coello, como mandatario de ese estado, literalmente ha inundado al Distrito Federal de publicidad y propaganda para dar cuenta de su Primer Informe de Gobierno.

Con este bombardeo publicitario y propagandístico, el nieto de Velasco Suárez y sobrino de Manuel Camacho Solís, no puede tapar el sol con un dedo. 

Es decir, que un alto porcentaje de la población de la Ciudad de México tiene pleno conocimiento de la extrema pobreza que abate a la población de esa entidad, especialmente a los indígenas. 

Y también es real que un porcentaje considerable de los mandatarios estatales de Chiapas, a partir de 1970 y de sexenio anteriores, utilizaron los recursos públicos para cubrir las necesidades de quienes pasaron y están en el actual gobierno estatal.

Hoy, el imberbe titular del ejecutivo chiapaneco intenta justificar lo que a la vista de la población en esa región del territorio nacional es mentira.

De ahí que este mandatario busque a través del perjurio (mentira deliberada), en base en la publicidad y propaganda, dar la impresión que hace bien las cosas, cuando la realidad es cruda y diametralmente opuesta.

Es interesante observar que el perjurio es parte fundamental en los cuatro ejes de desarrollo de Chiapas, según San Manuel Velasco.

¿Para qué le servirá esta irracional campaña?  

De quiénes se burla Moreira

El exgobernador de Coahuila, exdirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI); maestro de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), y hoy becario en Barcelona, Humberto Moreira, ha dado a conocer vía Twitter, dos fotografías en las que presume su físico. 

La gran pregunta es ¿quiénes son los destinatarios de este mensaje? o ¿de quiénes se burla?

Ni duda que el físico del exlíder del tricolor –para la edad que tiene–lo envidiaría cualquier Mister México. 

Sin embargo, para hacer este tipo de payasadas a su edad, su coeficiente intelectual seguramente sería superado por un niño de cuatro años. 

Disculpas a todos los pequeños de esa edad.    


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Ene 4, 2015
Lectura 7 min

Dic 22, 2014
Lectura 9 min

ELSARCóFAGO

Raúl Salinas y el ‘usted disculpe’

El Faraón


Dic 22, 2014 Lectura 9 min

Dic 14, 2014
Lectura 9 min

ELSARCóFAGO

¿Qué hacer?

El Faraón


Dic 14, 2014 Lectura 9 min

Dic 7, 2014
Lectura 9 min

ELSARCóFAGO

El PRI, el América y la impunidad

El Faraón


Dic 7, 2014 Lectura 9 min

Comentarios