Algo conozco del mundo de las inversiones, y por haber estudiado una carrera universitaria un noventa por ciento dedicada a la matemática pura del más alto nivel, creo que, por muy tarugo que sea, he aprendido bastante sobre el tema que hoy pongo en la mesa.

Pero no es suficiente la técnica numérica para comprender lo que sucede en el mundo del dinero. Muchas veces he pensado que también debí estudiar sociología, psicología y antropología para dilucidar, aunque sea un poquito, lo que pasa por la mente de los seres humanos.

¿Por qué este tono tan melodramático? La respuesta es que estoy cansado de los mercados financieros y sus comportamientos irracionales. Hay una frase muy utilizada en el sector que dice: “los mercados se adelantan…”. Entonces la más purista de las técnicas sirve pa pura…, pues se piensa con las tripas y no con las neuronas.

Hace unos meses, uno de los más famosos futbolistas, en una conferencia de prensa, tuvo el atrevimiento de hacer a un lado una bebida gaseosa que puede ser una gran golosina, pero que todos sabemos que nutre exactamente lo mismo que cero, es más ¡desnutre! Este hombre, que es un portento y al mismo tiempo un derroche de condición física, siempre se ha pronunciado por el comer y el beber sanos, de ahí su desplante.

Esta columna semanal en Reporte Índigo no es ni de deportes, ni de nutrición ni mucho menos de chismes, sino de finanzas. Entonces ¿qué carambas tiene que ver el párrafo anterior con el rock & roll? Muy sencillo, que la marca refresquera que el mentado astro despreció obviamente cotiza en bolsa y, acto seguido, sus acciones empezaron a bajar de precio… ¿así o más irracional? ¿En dónde queda el entramado matemático del mundo del dinero? De verdad que entiendo lo que sucede, pero lo desapruebo total y absolutamente, pues por desgracia esto se convierte en un juego azaroso de casino claramente aprovechado por los que tienen la sartén por el mango y juegan a las adivinanzas. Obvio que lo hacen con nuestro dinero.

Este tema aún tiene mucha tela para cortar y lo seguiré poniendo a discusión y escrutinio de toda la gente que nos siga. Por lo pronto un doble mensaje final: por favor respeta la diversificación y busca denodadamente a quien te dé asesoría y no simplemente venda para ganar una comisión a costa de tu patrimonio y de tu tranquilidad.

No olvides entender que este fenómeno tiene una ciclicidad casi perfecta.

Recuerda: “No es más rico el que gana más, sino el que sabe gastar”.