¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

A Luis Miguel Barbosa no debió caerle muy bien el respaldo público que recibió Alejandro Armenta por nada más ni nada menos que 55 de los 59 senadores de Morena para sus aspiraciones a la candidatura de la gubernatura de Puebla, y seguramente a Yeidckol Polevnsky, dirigente nacional del partido, tampoco. La presión para que la candidatura se defina mediante encuestas es cada vez mayor, a pesar de que la presidenta de Morena quería evitar a toda costa una pugna interna e insiste en mantener a Barbosa. El principal impulsor de la cargada a favor de Armenta es el coordinador parlamentario de Morena en la Cámara Alta Ricardo Monreal, quien dicen, no solamente busca apoyar a su compañero en el Senado, sino que con esta apuesta pretende dar un golpe político a Polevnsky. ¿Será que el zacatecano quiere aumentar su área de influencia al interior del partido?

PAN, sin operadores locales

No cabe duda que el presidente nacional del PAN no las tiene todas consigo. El panismo y en especial su dirigente Marko Cortés se juega gran parte de su futuro político en las elecciones del próximo junio, sobre todo en Baja California, donde corre el riesgo de perder la gubernatura tras 30 años consecutivos en el poder, y en la extraordinaria de Puebla, otro estado que podría ceder. Lo más preocupante es que el panismo a nivel local no está precisamente por la labor de jugársela por Marko. En Baja California no les cayó muy bien el nombramiento de Juan Manuel Oliva como delegado del CEN para la elección, además de que ya dejaron de confiar en sus posibilidades de triunfo en la elección a la gubernatura y pretenden enfocarse en los comicios a la alcaldía de Tijuana, también en manos del PAN. En Puebla, los principales operadores locales, afines al morenovallismo, tampoco tienen muy claro que quieran apoyar a un candidato que muy probablemente intentará imponer en CEN.

¿Fuego amigo?

Nos comentan que la controversia que se generó por el penthouse en Houston de la secretaria de Gobernación ya puso nerviosos a más de uno de los integrantes del Gabinete, pues podrían revelarse algunas ‘sorpresas’ relacionadas con sus respectivas declaraciones. Además, ya empiezan a comentar con preocupación, que el golpeteo podría tener su origen al interior del Gobierno federal. Ni la Cuarta Transformación se salva del llamado fuego amigo.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Oct 18, 2019
Lectura 2 min

‎REDESDEPODER‬

Redes de poder: Cambio profundo

Redes de Poder


Oct 18, 2019 Lectura 2 min

Oct 17, 2019
Lectura 2 min

‎REDESDEPODER‬

Redes de poder: El reto sindical

Redes de Poder


Oct 17, 2019 Lectura 2 min

Oct 16, 2019
Lectura 2 min

‎REDESDEPODER‬

Redes de poder: Pugna por el sindicato

Redes de Poder


Oct 16, 2019 Lectura 2 min

Oct 15, 2019
Lectura 2 min

Comentarios