El Estado mexicano debe garantizar en todo momento el abasto suficiente y oportuno de medicamentos e insumos esenciales requeridos para el diagnóstico y tratamiento de padecimientos, tanto para las personas derechohabientes como para las que carecen de seguridad social, en el ámbito federal como local, y que forman parte del Sistema Nacional de Salud, incluidos los medicamentos de alta especialidad, como los usados para los tratamientos contra el cáncer.

Estas instancias deben contar con los recursos suficientes en el Presupuesto de Egresos de la Federación y en el presupuesto de las entidades federativas del ejercicio fiscal que corresponda, para la suficiencia de medicamentos que serán otorgados de manera gratuita, por lo que los presupuestos nunca serán menores, en términos reales, respecto de los que se hayan asignado en el ejercicio fiscal inmediato anterior.

La organización NOSOTRXS, que elabora un reporte sobre el desabasto de medicamentos en México, dio a conocer que en 2020 recibió un total de dos mil 556 reportes de desabasto, lo que representa un incremento superior al 100 por ciento, respecto a los reportes captados en 2019.

Destacan por su número los reportes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), con mil 393, que representan más del 50 por ciento del total.

De acuerdo con dicha organización, los pacientes más afectados por el desabasto son quienes padecen algún tipo de cáncer, diabetes, hipertensión y VIH. El IMSS encabeza las listas en la omisión de quimioterapias y en la falta de medicamentos para enfermedades oncológicas (ciclofosfamida), inmunosupresoras (biktarvy, stribild) y trastornos mentales (metilfenidato y valproato de magnesio), además de falta de insulina y clopidogrel para pacientes hipertensos y con diabetes.

Sin duda una de las situaciones más dramáticas del desabasto de medicamentos es la falta de tratamientos oncológicos para niñas y niños con cáncer en México. En los últimos meses han perdido la vida más de mil 600 infantes por la falta de tratamientos contra el cáncer, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer.

En los últimos días hemos sido testigos de cómo las madres y padres de familia han acudido a las puertas de Palacio Nacional para reclamar la falta de medicamentos, situación que pone en riesgo la vida y la salud de sus hijos.

Desafortunadamente, la tónica del actual Gobierno federal no ha sido resolver problemas, especialmente por lo que a la salud se refiere. El Gobierno de López Obrador en lugar de ir hacia adelante y mejorar, ha dado pasos hacia atrás en el sistema público de salud.

Den por hecho que exigiré se surtan los medicamentos. El Gobierno no puede seguir violando el derecho humano de acceso a la salud.