¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

El despojo que se registró el pasado mayo al Hotel Hacienda Cola de Caballo en el municipio de Santiago va más allá del litigio que mantiene la familia Cantú con la empresa J.O.R. Administradora, pues según la denuncia de una de las partes, existen irregularidades en el propio Poder Judicial.

Todo deriva de un juicio mercantil promovido por J.O.R. Administradora contra Hotel Hacienda Cola de Caballo en el Juzgado 32 de lo Civil de la Ciudad de México.

Después de un largo litigio, el 31 de mayo de 2017, la empresa administradora del hotel obtuvo una sentencia por parte del Primer Tribunal Colegiado en materia civil del cuarto circuito que le concedía el amparo y protección a la justicia.

A pesar de ello, el 24 de mayo de este año, el Juzgado de Exhortos en el Estado de Nuevo León ejecutó una orden de desalojo.

Las irregularidades que detalla Mario Rafael Cantú González, uno de los propietarios del hotel, en la denuncia que la presentó al juez de Exhortos y a la que este medio tuvo acceso, van desde una “sospechosa” celeridad para ejecutar el acto hasta una posible violación a la Constitución por parte del juez de Exhortos y del juez 32 de lo Civil en la Ciudad de México por haber violentado el amparo que le otorgó la justicia federal al Hotel Hacienda Cola de Caballo.

En contraparte, los representantes legales del hotel presentaron el 4 de julio al Juzgado de Exhortos la suspensión del acto de desalojo del 24 de mayo.

Sin embargo, hasta el momento no se ha tenido respuesta, lo que a su juicio representa una parcialidad en la actuación de las autoridades judiciales.

Los afectados llevarán este caso hasta instancias federales.

CEDH hace llamado por migrantes

Tras el fallecimiento de un inmigrante salvadoreño en las instalaciones del Instituto Nacional de Migración, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León hizo un llamado tanto al propio instituto como al gobierno estatal para que implementen medidas que garanticen los derechos de los migrantes.

Según la CEDH ha mantenido brigadas de observación, tanto en las instalaciones del INM como en las dispuestas de manera emergente por la administración estatal en la Expo Guadalupe.

Se busca, principalmente, garantizar que los migrantes sean tratados con dignidad y cuenten con medidas de higiene y salud, en especial, la atención a las mujeres embarazadas y los niños.

Asimismo ya realizó las primeras diligencias para esclarecer el fallecimiento del migrante, y advirtió que continuará atenta y vigilante para que se respeten en todo momento los derechos humanos.


* Esta opinión no refleja la del periódico
Comentarios