¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

El 10 de mayo de este año abrió sus puertas Okami, un restaurante japonés que forma parte de la propuesta culinaria que ofrece Plaza Nativa.

Fue una idea de “dos minutos”, comentó su creador José Luis Sánchez Soto, quien es un arquitecto originario de Durango.

A lo largo de un año y medio, la idea fue que el restaurante se llamara “Bittersweet”, y tuviera un concepto de comida saludable.

Después de empezar el proceso de construcción y demás, a solo tres semanas de abrir “Bittersweet”, José Luis se dio cuenta de que el concepto de ensaladas y alimentos sanos no estaban “pegando tanto”.

Y le dijo a su novia que tenía el sentimiento de que el resultado no sería lo que esperaba, que sentía “un miedo, un sentimiento de que algo no está bien”, dijo Soto.

Así tomó la decisión de cambiar el concepto completo, por el de un lugar de comida japonesa.

Para ese momento, José Luis ya había observado que en la plaza no había restaurantes de comida japonesa, y tampoco en los alrededores de Valle Poniente.

En ese instante, le habló a un amigo que conoce sobre la comida asiática y juntos desarrollaron el menú, esa misma noche.

Al siguiente día, el proyecto japonés ya estaba puesto en marcha. Por ello José Luis insiste en que Okami nació de una idea “de dos minutos”.

Tomar esta decisión fue muy importante, él piensa que lo salvó, pues en estos meses han tenido muy buena respuesta del público.

Le costó mucho dejar el concepto y la idea de hacer un lugar de comida saludable, pues el proyecto le había representado esfuerzo y trabajo, pero se siente muy contento con lo que ha creado, pues el restaurante refleja un poco más lo que él es.

Desde pequeño le dicen “Lobo” y pudo plasmarlo en diferentes detalles del lugar. Por ejemplo, “Okami” significa lobo en japonés.

En la parte exterior de la plaza podemos ver una estructura en forma de panal de abejas, con líneas rectas y ángulos, las macetas de la plaza también son de forma octagonal y para estar en empatía con la plaza, el logo se diseñó con el mismo estilo.

Los nombres de los rollos son de animales y en el menú están identificados por dibujos de origami, repitiendo líneas rectas con ángulos.

De igual manera se hizo con la lámpara que cubre prácticamente todo el techo del lugar.

Dentro del menú podemos encontrar rollos capeados, horneados, empanizados, vegetarianos y fríos. Y hay sashimis, sushis, piezas, yakimeshis, sopas y arroces blancos.  

También ofrecen platillos méxico-japoneses. Para mi gusto los más interesantes, pues hay taquitos de camarón capeado, con col morada, salsa de chipotle, servidos en hojas de jícama, así como unas tostadas de atún con aguacate, o de camarón y pulpo con queso manchego y salsa de anguila.

La propuesta de este restaurante es diferenciarse al típico concepto de restaurante de sushi, con alfombra, sillas de tela, luz tenue.

La idea es que sea un restaurante muy juvenil, que los estudiantes de la Universidad de Monterrey (UDEM) se sientan identificados con el lugar, con texturas y colores que hacen una sinergia agradable.

José Luis, como muchas personas, tenía la espina de tener un restaurante y cumplió su sueño, ahora piensa estudiar la carrera de chef para reforzar su negocio.

Soto pensaba que su clientela serían jóvenes en su mayoría, pero gran parte de sus clientes son familias de la zona Valle Poniente y adultos mayores.

Tras cambiar y crear una idea en minutos, el concepto ha causado un gran impacto.

No cuenta con venta de alcohol. De hecho, en general, en esta plaza no se vende alcohol por falta de permiso.

En mes y medio abrirán para ofrecer también desayunos, con una propuesta muy interesante, y que incluye alimentos en formas japonesas, rollos, eggs rolls, y en vez de soya habrá mermeladas, mieles y chocolate para acompañar los alimentos. 

Okami” 

en Plaza Nativa
De lunes a domingo de 1:00 pm a 11:00 pm.

 


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Sep 2, 2015
Lectura 6 min

MIAGASTRONOMIA

¿Sí o no al maíz transgénico?

Karina Barbieri


Sep 2, 2015 Lectura 6 min

Ago 26, 2015
Lectura 4 min

MIAGASTRONOMIA

Sabor que llega hasta el alma

Karina Barbieri


Ago 26, 2015 Lectura 4 min

Ago 19, 2015
Lectura 5 min

MIAGASTRONOMIA

Un cubo de experiencias

Karina Barbieri


Ago 19, 2015 Lectura 5 min

Ago 5, 2015
Lectura 3 min

MIAGASTRONOMIA

El chef dijo ‘No’

Karina Barbieri


Ago 5, 2015 Lectura 3 min

Comentarios